domingo, 22 de julio de 2012

NULIDADES ABSTRACTAS VS. NULIDADES ESPECIFICAS. EL JUICIO ELECTORAL MEXICANO


La coalición Movimiento Progresista, ha presentado ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, un recurso legal, para impugnar el resultado de la elección presidencial. Dicha vía de impugnación, es el denominado “Juicio de Inconformidad por Nulidad de la Elección Presidencial”, y en el solicita, la declaración de “No Validez de la elección presidencial por violación a los principios constitucionales de elecciones autenticas y sufragio libre” y también desde luego, “la cancelación de registro de candidato de la coalición “Compromiso por México”, por rebase de topes de campaña”.

Ha decir verdad, la acción legal intentada en contra del triunfo del candidato Enrique Peña Nieto, impugna dos cuestiones de las que el Tribunal debe pronunciarse, esperando en cada una de estas vías intentadas, obtener el mismo resultado. Es decir, la nulidad de la elección presidencial.

La primera impugnación, se constriñe al resultado consignado en las actas de computo que fueron emitidas por los Consejeros electorales del Instituto Federal en sus 300 distritos federales electorales, por consiguiente, de las 31 entidades federativas y la del Distrito Federal, por ende, la sumatoria total efectuada por el Consejo General del IFE, que dio como resultado, al candidato priísta-ecologista, como el que más votos obtuvo.

La segunda impugnación, son por las omisiones en que incurrió el Instituto Federal Electoral, por no haber impedido “la recurrente y sistemática violación a las condiciones de equidad en la contienda u a los principios rectores de la función electoral”, que incurrió el candidato triunfador.

En ese tenor, conviene hacer primeramente una reflexión. El Tribunal Electoral, si bien es la instancia que declara la validez de la elección presidencial, dicha facultad no le convierte en una “calculadora” para sumar o restar votos; ante todo, el Tribunal es el órgano jurisdiccional especializado en materia electoral en nuestro país, no es ningún caso, una instancia con criterios aritméticos para sumar o restar votos de las casilla o consejos distritales, ni para aplicar las leyes reglamentarias de la Constitución en forma automática, sin mayor consideración de su responsabilidad republicana; el Tribunal es el órgano jurisdiccional, que debe actuar conforme a los principios de certeza, legalidad, equidad, constitucionalidad e imparcialidad.  Principios expresos o implícitos que son normas obligatorias que se encuentran por encima de cualquier ley y que al ser inobservados, traerían como consecuencia, la causal de la “nulidad abstracta”.

En eso precisamente radica la tesis de la nulidad de la elección presidencial, que presentó el equipo de abogados del candidato Andrés Manuel López Obrador.

La teoría de las nulidades electorales, pueden ser abstractas o especificas.

Las teoría de la nulidad electoral específica consisten en que una elección puede ser anulada, siempre y cuando exista una causal de nulidad prevista en la ley.  Es decir, no hay nulidad sin causa legal. La exigencia de que haya una norma que prevea una causa de nulidad, vendría siendo, las “nulidades especificas”. Luego entonces, el artículo 77 Bis de la Ley General de Sistemas y Medios de Impugnación en Materia Electoral, reglamentaria de la materia, prevén únicamente tres causales “especificas” por las cuales, se puede anular, una elección presidencial. Ya sea, porque existieron “inconsistencias” en el 25% de las casillas instaladas, o porque no se instalen el 20% de las casillas a nivel nacional, o porque el candidato presidencial electo, incurra en alguna causal de inelegibilidad que prevé el artículo 82 constitucional.

A diferencia de esto, el recurso legal que plantea el candidato del Movimiento Progresista, es conforme a la “teoría de las nulidades abstractas”, es decir, una elección puede ser anulada, siempre y cuando, se violen los principios constitucionales de certeza, legalidad, equidad, independencia, objetividad, constitucionalidad e imparcialidad.  Principios expresos o implícitos que son normas obligatorias que se encuentran por encima de cualquier ley y que al ser inobservados, traerían por consiguiente, la nulidad de la elección.

Por lo tanto, la causal de la “nulidad especifica electoral” es limitativa y cerrada, sino lo dice la ley, no se puede anular la elección; en cambio, la causal de la “nulidad abstracta electoral”, es extensiva, analógica, justa, abierta, basta que el abogado argumente convincente y conmovedoramente, para que el Tribunal pueda imponer su determinación de anular la elección.

El problema legal que enfrenta ahora los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, es demostrar, cual de la dos tesis será la que observará y con la que resolverá el recurso legal planteado, si es conforme a la teoría de la nulidad especifica o de la nulidad abstracta.

Si los magistrados resuelven conforme a la teoría de la nulidad especifica, el asunto legal se limita a una cuestión de mera aritmética.  Es decir, si fueron 144 mil casillas las que se instalaron, sólo basta acreditar que haya irregularidades en por lo menos 35 mil casillas; o bien, si fueron 144 mil casillas, demostrar que no fueron instaladas 28 mil casillas, o bien demostrar que el candidato presidencial triunfador de la contienda, no cumpla con los requisitos de elegibilidad, es decir, que no sea mexicano, ni tenga la edad mínima cumplida para ser presidente, o que no cumpla con los requisitos que la Constitución impone, tal como el no ser ministro de culto religioso, secretario de estado o estar “activo” en las fuerzas armadas.   

Bajo este parámetro, estoy seguro, que las vías de anular la elección presidencial, son realmente casi imposibles.

En cambio, si los magistrados resuelven conforme a la teoría de la nulidad abstracta, el asunto legal se limita a una cuestión de mera técnica jurídica argumentativa.  Es decir, demostrar que no se llevaron a cabo elecciones libres, autenticas, periódicas; que los sufragios no fueron universales, libres, secretos y directos; que no hubo equidad en el financiamiento de los partidos políticos y en sus campañas electorales; que el Instituto Federal Electoral no actuó en forma autónoma; que no hubo certeza, legalidad, independencia, imparcialidad y objetividad en el proceso lectoral, que no hubo equidad ni acceso de los partidos políticos a los medios de comunicación social; que no hay control de la constitucionalidad y legalidad de los actos y resoluciones del Tribunal.   

Las nulidades especificas abstractas, traen convenientes o inconvenientes tanto legales como prácticos. Aunque la tendencia legal, política e ideológica,  sea a favor de las causales específicas, hay quienes sostienen, que lo más justo, es atender, las causales abstractas. La diferencia entre uno y otras, radica también en la certeza y ambigüedad. Las nulidades especificas, son ciertas, objetivas y pueden inclusive cuantificarse, medirse, tasarse; en cambio, las nulidades abstractas, son ambiguas y cualitativas, impera mucho la interpretación, inclusive, el subjetivismo.

El Tribunal Electoral del Poder Judicial Federal definirá en breve, su criterio legal o justo; su objetividad o subjetividad, su razón jurídica especifica o abstracta. ¡En fin¡. Lamento decir, que en un sistema jurídico como el nuestro, impera la legalidad, no la justicia; y por ende, la sentencia que dará el Tribunal, ya está dada anticipadamente. ¡Si no es así¡…¡Al tiempo veremos la verdad¡.
 

domingo, 15 de julio de 2012

LIX LEGISLATURA EXIGIENDO CUENTAS A LOS DIPUTADOS QUE SE VAN



Ahora me di a la tarea de revisar cuales son las iniciativas de ley, que presentaron los 500 diputados (representantes de los partidos políticos) de la LXI Legislatura y cuáles de ella, fueron aprobadas. Lo anterior, con el fin, de darme una idea, de cuál fue el partido político “más eficiente” en su función legisladora, no solamente de presentar iniciativas de ley o reformas a la Constitución Política, sino también en su función persuasiva, para hacer posible, que dicha iniciativa pudiera prosperar en alguna ley.

Los resultados dejan mucho a la reflexión. Lo más importante de todo ello, es que la LXI Legislatura 2009-2012, deja como legado a los próximos “representantes populares”, reformas constitucionales muy importantes, como por ejemplo, el derecho al agua, la responsabilidad por daño ambiental, la obligatoriedad de la educación media superior y las bases, para regular el derecho a la “paternidad responsable”.

Entre las leyes creadas, las mas notables, las relacionadas con la trata y explotación sexual, antisecuestros y la ley del "primer empleo".

Sin embargo, las denominadas “reformas estructurales”, como la laboral, la fiscal, la energética, la educativa, siguen todavía sin llegar.  ¡Vaya¡. No hubo nisiquiera reforma politica.

Los diputados del partido político que mejores resultados dieron en su función legisladora, son nada más y nada menos, que los del Partido Verde Ecologista Mexicano,  ellos presentaron 266 iniciativas y le fueron aprobadas solamente 20. Si lo cuantificamos porcentualmente, tendríamos un 7.52% de eficiencia. Algo así como decir, que de cada 100 iniciativas que presentan los diputados del “Partido Verde”, solamente 8 de ellas, logran convertirse en ley.

No solamente eso, el Partido Verde contó con una bancada de 22 diputados, logrando concretizar 20 iniciativas. Es decir, sus diputados resultaron ser los mas eficientes, cada uno de ellos representa el 0.90%  de seguridad de que iran a la Cámara a legislar.


Los diputados de dicho partido que mas mostraron su eficiencia parlamentaria, fueron Juan José Guerra Abud y Guillermo Cueva Sada, pues cada uno de ellos presentó tres iniciativas, mismas que le fueron aprobadas.



El caso del diputado Guillermo Cueva Sada representante de la segunda circunscripción de Nuevo León, fue el que promovió una reforma constitucional al artículo 4, al establecer el derecho de toda persona, al acceso, disposición y saneamiento del agua, para el consumo humano, suficiente, salubre, aceptable y asequible.


El segundo partido politico con mayor "efectividad", de 5.33%,  fue Nueva Alianza, con 281 iniciativas, pero sólo 15 aprobadas. De ese total, 5 iniciativas fueron promovidas por el polémico diputado  Jorge Antonio Kahwagi Macari. Ninguna ley o reforma trascendental, salvo la creación del "Premio Nacional a la Innovación" y la constitución de un "Registro de Donadores de Òrganos".

El Partido Nueva Alianza contó con 8 diputados, logrando concretizar 15 iniciativas. En ese tenor, a cada diputado le toca 1.87% de ley aprobada. ¡Buen número¡.  


El tercer partido político que tuvo mayor “efectividad” en la presentación de sus iniciativas, fue el Partido Acción Nacional, quien presentó 722 iniciativas y únicamente logra concretizar 38, con un porcentaje de 5.26%.   Siendo esta la segunda fuerza politica en el Congreso representada con 141 diputados. Así tenemos que cada diputado del PAN representó el 0.27% de las iniciativas aprobadas.

La diputada más sobresaliente, no fue quien luego resulto ser la candidata de dicho partido a la Presidencia de la República, Josefina Vazquez de la Mota, sino lo fue María de la Garza Ramírez, quien fue la autora de 3 de la 38 iniciativas aprobadas a dicho partido. Dicha diputada representante del Distrito 2 en Gustavo A. Madero Distrito Federal, conocida como “Rosi Orozco” y quien perdió la elección como senadora en el Distrito Federal, en las pasadas elecciones federales del 2012.


Las leyes más sobresalientes de dicha bancada, fue la Ley de Protección a la Salud Materna, el cual tiene como objeto prevenir la muerte materna, creando una red de salud materna pública y privada con las tres esferas de gobierno; la Ley Federal de Protección a las Personas que intervienen en el Procedimiento Penal, ordenamiento que establece las bases para proteger a denunciantes, testigos y demás terceros, dentro de un procedimiento penal; la Ley General para Prevenir, Combatir y Sancionar a la Trata de Personas, ordenamiento que define competencias entre autoridades para la prevención, protección y atención a víctimas; la Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Trata de Personas y Delitos Relacionados, ordenamiento que regula la esclavitud, explotación, corrupción de menores, pornografía, turismo sexual infantil y encubrimiento. También se promovió dos reformas constitucionales al artículo 73 constitucional, el primero de ellos para facultar al Congreso de la Unión para expedir leyes en materia de “paternidad responsable y alimentos” y el segundo, para conocer de delitos de fuero común, en materia de agresiones a periodistas y cuando se atente a la libertad de expresión.



El cuarto partido político en cuanto a “efectividad” de sus iniciativas, lo es el Partido de la Revolución Democrática PRD, quien presentó 498 iniciativas, habiendo sido aprobadas 21, con un porcentaje de 4.21%. Dicho Partido fue la tercera fuerza en el Congreso, con un total de 62 diputados, tocandole a cada diputado 0.34% por ley aprobada.

Así también, de la bancada de diputados perredistas, el más sobresaliente, es el Licenciado Heladio Gerardo Verver y Vargas Ramírez, representante del tercer distrito en Zacatecas, autor de 4 de las 21 iniciativas que le fueron aprobadas a dicho partido.


Entre las iniciativas que prosperaron, figuran reformas a la Constitución Política,  al artículo 4 constitucional, en el que establece el fundamento de imponer el deber de conservar el medio ambiente para las presentes y futuras generaciones, evitar el daño ambiental atendiendo el principio de solidaridad con una visión de sustentabilidad para garantizar que la población se desenvuelva en un ambiente libre de contaminación y combatir la impunidad de los daños ambientales; así como también a los artículos 20, 21 y 73 de la misma, para incluir el derecho de las victimas u ofendidos del delito de trata de personas, al derecho al resguardo de su identidad y otros datos personales.

También se aprobó la Ley General para la Integración Social de las Personas con Discapacidad, nueva ley sobre el tema que abroga la anterior, dotando a las autoridades de la administración pública de nuevas atribuciones, que crea el Registro Nacional de Personas con Discapacidad y que incluye disposiciones arancelarias, tutela judicial, acceso a la justicia y capacidad jurídica de las personas con discapacidad; La Ley General para Prevenir y Sancionar y combatir el Delito de Secuestro, que crea tipos penales y una punibilidad de hasta 70 años por dicho delito, así como la creación de Unidades Especiales Antisecuestros, integrados por Ministerios Públicos federales, locales y del Distrito Federal, así como policías certificados.     


El Partido Revolucionario Institucional fue el que más iniciativa presentó pero que obtuvo un porcentaje de efectividad mínimo de apenas 3.72%, pues solamente le fueron aprobadas 48 leyes. Fue la primera fuerza politica, con un total de 232 diputados. Sin embargo, su porcentaje de ley aprobada por diputado es demasiado bajo, apenas de 0.20%.

De las leyes aprobadas, 5 de ellos le corresponde la autoría a la diputada Lic. Diva Hadamira Gastélum Bajo, representante del Distrito 4 (Guasave) Sinaloa.



La reforma constitucional promovida por los legisladores del PRI, fue a los artículos 3 y 24; al artículo 3 al establecer la obligatoriedad a la educación media superior; al artículo 24, en lo, concerniente a la libertad de religión y de conciencia, así como a manifestar su religión o creencias, individual o colectivamente, tanto en público como en privado, mediante culto, la celebración de ritos, las practicas y difusión y la enseñanza, siempre que no constituya un delito o una falta sancionado por la ley, ésta última iniciativa que se encuentra en espera de que la misma sea ratificada por las legislaturas estatales para la enmienda constitucional correspondiente.

Entre las leyes aprobadas por dicho partido, se encuentra la Ley General para la Prevención Social de la Delincuencia, la cual pretende reducir la violencia, la victimización y la delincuencia a través de la prevención; así como la Ley de Fomento al Primer Empleo que brinda deducciones fiscales de los impuestos ISR e IETU a los patrones que crean nuevos puestos y que sean ocupados por un trabajador de “primer empleo”;  también aprobaron la Ley General de Protección Civil la cual regula dicha materia.



El Partido del Trabajo con una efectividad del 2.53%, presentó sólo 276 iniciativas, pero le fueron aprobadas 7, de los cuales, 3 de ellos, le corresponde al Diputado Dr. Jaime Fernando Cárdenas Gracia, representante del Distrito 4 (Iztapalapa) Distrito Federal.

Cabe señalar que el PT tuvo una representación de 14 diputados, cada diputado le toca 0.50% por ley aprobada. 


La iniciativa y por ende la reforma constitucional promovida por dicho partido, a través del mencionado diputado, fue la reforma a los artículos 4, 27, 73 y 115, al reconocerse el derecho fundamental al agua a fin de garantizar su acceso a todas las personas y grupos sin privatizar su uso y aprovechamiento, dando participación a la sociedad en la planeación, gestión y control de los recursos hídricos.



Finalmente el Partido Político Convergencia actualmente “Movimiento Ciudadano”, con la más baja efectividad de todos los partidos políticos, de apenas 1.78%.  Propuso 56 iniciativas, pero solamente logro concretizar una de ellas, siendo ésta precisamente la reforma constitucional al artículo 4 constitucional, concerniente al derecho al agua.

Dicho Partido tuvo una representación de cuatro diputados, logrando sacar solamente una ley. 0.25% por diputado.


Cabe señalar que esta Legislatura que concluye, presentó 3589 iniciativas de ley, pero solamente fueron aprobadas 183. Es decir, cuando un diputado propone alguna iniciativa de ley, existe sólo un 5.09% de posibilidades de que su iniciativa prospere.  

El partido politico cuya representación de diputados fue mas fructifera, fue Nueva Alianza, con 1.87 de leyes aprobadas por diputado; seguida del Partido Verde Ecologista con 0.90%. En cambio, el partido mas representado y menos efectivo en cuanto a sus diputados, fue el PRI y el PAN, con porcentajes de 0.20% y 0.27% de leyes aprobadas por cada uno de sus miembros.

En conclusión podemos decir que son 500 diputados y solamente pudieron aprobar 183 de sus iniciativas. ¡Este dato, me deja pensando en serio¡. …¡Sin palabras¡.
Si tomamos todavía en cuenta, que son 500 diputados y 128 senadores, tenemos un total de 628 legisladores, con un total de 183 leyes o reformas que fueron sancionadas, al cumplir éstas, con todo el proceso legislativo y ser finalmente publicadas en el Diario Oficial de la Federación para su debida observancia y ejecución.
Con lo anterior, podemos decir que nuestro Congreso tiene más legisladores, que leyes o reformas aprobadas, por ellos mismos.

Una tercera parte legisla y dos terceras partes ....¿Que harán?.
Los denominados "partidos chicos", son mas efectivos en cuanto a que a pesar no cuentan con mayoria en el Congreso, sus diputados son mas productivos en cuanto a la presentación y aprobación de sus iniciativas. Claro ejemplo es Nueva Alianza y el Partido Verde Ecologista. En cambio, los partidos politicos con mayor numero de representantes, son los que hacen menor trabajo legislativo. Ejemplo de ello, el Partido Revolucionario Institucional.

Salvo algunas honrosas excepciones como los diputados Guillermo Cueva Sada, Rosy Orozco, Heladio Gerardo Verver, Diva Hadamira Gastélum, Jaime Cárdenas, de los demás diputados sabemos poco o desconocemos todo.
¡Que importante es que nuestros legisladores nos rindan cuentas¡. Al menos para aclararnos estos números. 

Cualquier duda, pueden consultar a la página web http://sil.gobernacion.gob.mx/ del Sistema de Información Legislativa.


domingo, 8 de julio de 2012

PRIFE ...IFE ...TRIFE, 132, AMLO Y TELEVISA


Algunos alumnos me han preguntado, respecto a mi opinión del proceso electoral presidencial, que dio oficialmente como candidato a ganador Enrique Peña Nieto.  Sobre este caso en particular, no me hacer juicios de valor y considerarme el dueño de la verdad absoluta, ni decir, quienes están “mal” y quienes están “bien”. Mi opinión, es subjetiva y como tal, pude ser susceptible de equivocarse o reprochársele.

¿Pero no deberíamos de sorprendernos?. La democracia consiste en ese juego, en que los ciudadanos y las organizaciones políticas, confrontan, discuten, argumentan, los problemas nacionales. ¡Así es esto, en México y en todo el mundo¡; la democracia electoral, quizás sea la que más emociones genera, la que pueda ser sujeto de reproche, sospecha, defensa; la que me toca exponer en estas líneas.

¡Enrique Peña Nieto gano¡ …y quizás sea cierto esa de la gran profecía maya y todos esos ataques hechos a su persona. Quizás tengan la razón, sea una persona frívola, desmemoriada, represora y nunca leyó tres libros en su vida, pero lamentablemente, nos duela a todos, es el que ganó las elecciones que organizó la institución electoral de la que nos hemos dotado los mexicanos, en estas luchas democráticas.  

No es “Prife”, ni tampoco es el “Instituto de fraude electoral”, decir eso, es subestimar, las conquistas políticas que han logrado generaciones de hombres y mujeres comprometidos con el cambio político en el país; el IFE y eso lo saben, quienes han participado en él de manera directa o indirecta, es una institución profesionalizada, en el cual, el día de la jornada electoral, son los ciudadanos y no las autoridades los que participan.  

No solamente eso, el IFE, es una institución transparente. Ningún mexicano que reproche fraude electoral, puede demostrar su aseveración.  Hace más de veinte años, organizar elecciones presidenciales, era una tarea de lo más fácil. El Presidente de la República (de extracción priísta) designaba al Secretario de Gobernación (también de extracción priísta) para que conformará la Comisión Federal Electoral, órgano compuesto de burócratas (también de extracción priístas) y en forma decorativa por los representantes de los partidos políticos, de acuerdo a la proporcionalidad de los resultados electorales obtenidos, (la mayoría de ellos, también de extracción priísta). Bastaba entonces, con que se comisionaran los burócratas y si no, a los soldados y policías, para instalar el día de las elecciones, las respectivas casillas en toda la República Mexicana; bastaba también, una orden del jefe, para que esos mismos burócratas, policías y soldados, utilizaran la papelería electoral, para “votar” masivamente a favor del PRI y con eso, obtener el triunfo electoral.

¡Las campañas electorales, eran también, unas verdaderas vaciladas¡. Los noticieros de televisión, (Televisa, Imevisión y Canal 11), disponían más de la mitad del tiempo de sus noticieros, a dar cobertura a  los aburridos discursos de los candidatos priístas: “¡Todo es Posible en la Paz¡”, “¡Arriba y Adelante¡”, “¡La Solución Somos Todos¡”, “¡México es Uno¡”, “¡Que Hable México¡” …eran los lemas de campaña que los candidatos del partido oficial recitaban.  Entrevistas y más entrevistas daban esos candidatos y quienes fuimos hijos de burócratas, podemos atestiguar, como nuestros padres se les obligaba a marchar, manifestarse o “hacer valla”, para que los presidentes y demás candidatos del partido oficial, pudieran pasear por las calles o pisar la Plaza de la Constitución.

El día de las elecciones, se sabía quién era el ganador, ya desde antes. ¡No había encuestas¡. ¡Es más ni siquiera se conocía que era eso¡. ¡Mucho menos había debates¡. Los candidatos de oposición, apenas eran conocidos, no tenían propaganda política y la que mostraban, era de muy mala calidad. No daban gorritos, ni playeras, ni cilindros, llaveros, ni nada.  Eran ignorados totalmente, por la prensa, la radio, la televisión. No había redes sociales en internet, no había más que el sentimiento apático de resignación, de que ese sistema político, era incorregible y por ende, que jamás podría destruirse.

La Secretaría de Gobernación (compuesta por burócratas priístas), recibía los paquetes y las actas electorales, el cual, les hacía entrega a los candidatos a diputados que habían ganado supuestamente la elección, (mayoritariamente priístas), quienes constituidos en Colegio Electoral, “calificaban” la elección a su santo capricho.

No existían recursos, pues éstos se tenían que presentar ante ese Colegio Electoral, quien tramitaba y resolvía mayoritariamente, a través de los votos de los presuntos diputados (priístas), si confirmaban, modificaban o revocaban el resultado de la elección. En la mayoría de los casos, era lógico que “confirmaran”.

Bajo este esquema. ¡Era imposible ganarle al PRI¡. De no ser por la lucha democrática de los panistas, llevada en el Estado de Chihuahua y la que encabezarían Manuel J. Cluothier y Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, con motivo de las elecciones fraudulentas de 1988, no hubiera existido lo que hoy conocemos e injustamente reprochan, ignorando el pasado.

A esta lucha por la democracia electoral, se suma también, en cierta forma, el levantamiento armado del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional y el magnicidio del candidato (también de extracción priísta) Luis Donaldo Colosio, quienes lograron poner en la agenda electoral, el tema de la equidad de la contienda y los llamados “topes de campaña”, así como dar por terminado, la llamada “clausula de gobernabilidad”, que hacía posible, que el que ganará la elección presidencial o el partido que lograba la mayoría, tuviera por ese hecho, la mayoría en el Congreso.

La otra reforma electoral, que logró la alternancia política del país, fue la de 1996, diseñada, discutida y negociada, paradójicamente, por quienes fueron en aquel entonces, los presidentes del PAN y del PRD. Felipe Calderón Hinojosa y Andrés Manuel López Obrador.  En esa reforma, se ciudadanizo plenamente el IFE, se establecieron reglas de financiamiento público para los partidos, objetivas y equitativas, así como también, se le otorgó al Poder Judicial por conducto del Tribunal Electoral, la facultad d calificar las elecciones, logrando así, los conflictos electorales, se pudieran dirimir judicialmente y no políticamente.

Las polémicas elecciones del 2006, hicieron que el sistema democrático electoral volviera a modificarse en forma radical. Se estableció las causales, para los recuentos de “voto por voto y casilla y casilla”, así también, se les arrebato a los partidos políticos, la posibilidad de que estos contrataran con las televisoras para la compra de spots y se crearon, bastantes monitoreos para vigilar, la equidad de los espacios informativos en los medios de comunicación. El IFE, pues, se eligió no solamente en autoridad electoral, encargada de organizar las elecciones, sino también, en autoridad moral, censor y política, para conducir el proceso electoral (precampañas y campañas, jornada electoral, escrutinios y cómputos) en términos equitativos.

Ahora resulta que nada de eso sirve y que el país, al igual que hace veinte años, seguimos mirando hacia atrás, en problemas de la agenda política que se supone debieron de haber estado resueltos. La sospecha del fraude, es una de ellas, la poca civilidad de nuestros políticos, hacen que los participantes, se conduzcan en altos grados de cinismo, nunca antes vistos.

Los partidos políticos, son los culpables de esta “crisis” post-electoral. Son ellos, los que no decidieron sujetarse a un régimen de transparencia total. Observen las páginas webs de todos los partidos políticos y también desde luego, lean tanto  la Ley Federal de Acceso a la Información Pública, como al Código Federal de Procedimientos Electorales, para darnos cuenta, que esas burocracias políticas, son las que se han empeñado, a vivir y en sacar provecho político, de situaciones nefastas como la que estamos pasando.

Los partidos políticos, no son transparentes, en decir, no informan cuánto dinero obtienen y cuanto dinero gastan y en que se gastan. No dicen con quienes contratan y el importe de sus contratos. Pueden contratar con Televisa, Soriana, Milenio, Proceso, La Jornada, y no reportan lo que gastan. No reportan lo que pagan de salarios, desde el Presidente del Partido hasta el más humilde empleado de limpieza de una oficina partidista. No informan, si cuentan con aviones, helicópteros, jeeps, aviones; no responden ante nadie del manejo de sus recursos económicos y no solamente eso, ni siquiera, ninguna autoridad pública puede fiscalizarlos, más que una Unidad Fiscalizadora del IFE, a la cual fácil se le puede engañar, presentándole facturas apócrifas y estados falsos contables.

¡Es un gran fraude¡. ..¡Claro que si¡. Pero no de los ciudadanos que votan, cuya voluntad se expresa en miles de documentos que pueden consultarse con cualquier computadora que tenga internet; el gran fraude, es el que hacen los dirigentes de los partidos políticos, empeñados en conservar su posición privilegiada o victimaria, para justificar o legitimar, su cuota de poder y por ende, modus vivendi, de seguir viviendo del presupuesto público.

Fueron los partidos políticos, los que se negaron a la elección de la segunda vuelta presidencial. Si se hubiera prevista esa hipótesis, en este momento, el 1º y el 2º lugar de la contienda electoral, irían a la segunda vuelta para definir el resultado final de la elección. ¡Pero no quisieron¡.

Fueron ellos, los partidos políticos, quienes han decidido ocultar el manejo de sus finanzas. No nos sorprendamos de los tratos privilegiados e impunes de muchos candidatos; pues tan detestable es, que Andrés Manuel López Obrador haya cobrado como “presidente legitimo”, por parte de una asociación civil que al parecer no pagaba impuestos y no reportaba a nadie sus finanzas, como lo es, que él candidato priísta, Enrique Peña Nieto, se trasladaba de un lugar a otro, dentro de la República Mexicana, en lujosos aviones particulares.

¿Cuánto costó el plantón de Reforma del año 2006?. No me refiero a los daños y perjuicios ocasionados al comercio y a los servicios establecidos establecido de la principal avenida del país; me refiero, al costo por carpa, agua, alimentos y alquiler de baños, durante los casi sesenta días que estuvieron bloqueando tan importante vialidad.

¿Cuánto costó los contratos que celebro el PAN con el publicista español de apellido Sola, para hacer una propaganda negra dedicada a infundir el miedo el absurdo divisionismo o polarización de los ciudadanos?. ¿Por qué su trabajo no creó que lo haya hecho regalado?.

¿Cuánto costo, el viaje a Enrique Peña Nieto a Davos Suiza para entrevistarse con personal del mundo financiero internacional?. Sus botiquines, playeras, gorritas y hasta USB's que regalaban a diestra y siniestra. ¡No nos hagamos pendejos¡. Los partidos políticos y solamente ellos, han sido beneficiados de esta situación discrecional, secreta y manipulada, de no decir, cuánto dinero obtienen y gastan.

Falso que el PRI sea el “malo” de esta película o que el PRD es tan “doblemente pendejo”, para que le roben nuevamente la elección. Falso de toda falsedad que todos los corruptos voten por el PRI o que una manifestación multitudinaria, sea fiel reflejo de la voluntad popular.

La izquierda no perdió, ¡ganó¡. .. Haberle arrebatado al PRI la mayoría del Congreso, es un triunfo importante. Pero lamentablemente, nuestra corta visión hace creer en los demás, que  en una República, el que manda es el presidente y por eso, el total desconocimiento, de muchos ciudadanos, respecto a  la gran importancia que tiene el Poder Legislativo y de que si pueden hacer o no, los senadores y diputados, por los que también votaron.

Creo fielmente, que el PRD o ese grupúsculo privilegiado que detenta la representatividad de la “Izquierda Unida”, debe estar preparada para obtener el poder. ¡No es un sueño utópico¡. Es algo real por lo que se debe de trabajar. No obtendrá el poder, mientras utilice ese discurso dogmatico, conservador, histórico y paranoico, de ver un país dividido entre “buenos pendejos que siempre pierden” y “malos perversos que siempre ganan”.

Ese grupúsculo político, es la segunda fuerza electoral en el Congreso y debería prepararse en los próximos tres años, para seguir ganando alcaldías, estados y la mayoría del Congreso. Debe prepararse, para poner en la agenda publica, los temas que deberían ser de nuestro interés. La educación, la salud, la vivienda, el desempleo, la corrupción, la calidad de vida, la democratización de los medios de comunicación; y dejarnos ya y para siempre, de discursos obsoletos, que debieron de haberse superado desde hace más de doce años, como ese del fraude electoral.

Ayer cientos de miles de mexicanos volvieron a manifestarse por las calles e la Ciudad más democrática y tolerante del mundo. ¡Bravo por ellos¡.

Espero que esos manifestantes sean capaces de dar seguimiento, a si sus diputados concurren o no a las sesiones, si aprueban o no las leyes que se discuten, si son capaces de cuestionar al Presidente y a los Secretarios Estados, sobre la evaluación de las políticas públicas; si son realmente inteligentes, para llegar a los acuerdos suficientes y den por terminado, este país de corporaciones privilegiadas – partidos políticos - monopolios empresariales-sindicatos.

Espero sinceramente, que todos nosotros seamos realmente respaldados por políticos inteligentes, que logren anteponer el interés de todos, por encima de su interés privado.

Espero que Andrés Manuel López Obrador, tenga la sabiduría que lo haga reflexionar, sobre el gran papel que le tiene reservado la historia.

Espero que el Congreso, sea el motor legislativo, que logre llegar a los consensos mas importantes que requiere este país y que desde luego, sea un autentico contrapeso al Ejecutivo.

Creo que ya es hora, que la Izquierda, comience a trabajar y a dar muestras reales, de cómo obtener al poder. Sin gritos, sin mitos, sin mentiras, sin odios; sino con la misma inteligencia de los que "siempre le ganan".

Esa es mi opinión, que como dije al principio, no es la verdad absoluta, ni pretende hacer juicios de valor, es subjetiva y susceptible mil veces de equivocarse y reprochársele.