sábado, 30 de junio de 2012

¡ALABANZA A LA DEMOCRACIA¡


Votar es ejercer el derecho ciudadano de vivir en una Republica Constitucional. Es la mejor distinción y acuerdo a que han llegado cientos de miles de seres humanos pensantes, a lo largo de toda la historia para tratar de construir un mundo justo, libre, fraternal e igualitario. En verdad, no ha sido una tarea fácil. ¡Hay muchos impostores, mentirosos y uno que otro demagogo¡. Lo cierto es que hoy vivimos democracias, sin demócratas; y que también existen personas demócratas, que no viven en democracia. ¡En fin¡. ¡Es algo complejo poderlo explicar¡.

Votar no es jugar a una competencia de “buenos” y “malos”, tampoco es “ganar” y “perder”; realmente es algo mucho más emocionante, que los que logran entenderlo, se apasionan por ello, es como un deporte, pero también, una filosofía, una forma de vida, de asimilar y entender una cuestión. La democracia, para empezar, no es una forma de gobierno, simplemente, es el camino para llegar a esa forma de gobierno. La democracia es por lo tanto, un puente, un camino, una bisectriz que comunica un punto con otro punto.  ¡Esa es la democracia¡.

La democracia despierta pasión y mucha discusión; los seres humanos, perdemos noción de nuestro individualismo y nos hacemos parte de una “cosa”, de un “ente” sin forma alguna, pero con “conciencia colectiva”; la democracia despierta también juicios de valor, a veces injustos y en otras ocasiones justos, dependiendo del caso; en ciertas democracias, las “mayorías” se equivocan una y otra vez y vuelven a equivocarse, mientras que las “minorías”, tienen la razón; eso luego es frustrante.  ¡Pero así es la democracia¡.  En ella, se discute quien nos representa, quien habla o no habla por nosotros y también, quien nos manda y soluciona, o pretende solucionar nuestros problemas; en democracia hablamos de ideologías, “rojas”, “verdes”, “azules, “amarillas”, “católicos”; “mayorías” y “minorías”,  y también de consensos; la democracia pareciera por lo menos una guerra, donde los ciudadanos discuten y en algunos momentos, llegan a matarse y a odiarse tanto; en su nombre, mueren sus mejores hombres y mujeres; y a veces lamentablemente, se coronan los peores tiranos; la democracia, finalmente es un juego mundial, histórico, económico, cultural, social, político y moral que todos jugamos; es el mecanismo que tenemos los seres humanos para solidarizarnos y sentirnos parte de “alguien” o de “algo”, es simplemente sentir el orgasmo de la colectividad, del pueblo, de la patria y la nación; es suspirar por unos instantes el ideal de la Constitución, de la República; de hablar románticamente, racional o irracionalmente, una y mil formas de manifestar nuestro acuerdo o desacuerdo, nuestro apoyo o rechazo; la democracia es la tribuna en la que todos hablamos, todos proponemos, todos trabajamos, y a la que desde luego, todos soñamos.


Me declaro un ferviente enamorado de la democracia; amo a la sociedad civilizada que respira periódicamente, por ejercer su voto y el recuento de los votos; amo a los hombres y mujeres que proponen, discuten, argumentan y que se rasgan sus vestiduras; amo al concepto de república, de nación, mundo, bandera, himno, cantico; amo a los demócratas y el sueño de éstos, por construir un mundo, donde podamos señalar juntos nuestros destinos.

La democracia es el experimento que los seres humanos nos hemos dado, para recordarnos, que podemos solucionar los problemas que nos acogen; en donde podemos conciliarnos con nuestros adversarios y poder trabajar por el bien común de todos.

En fin, la democracia, no solamente es votar o ser votado; es formar parte, de ese “todo” que nos gobierna y nos manda, es vigilarlo y participar en él. La democracia es y será siempre una forma de vida y el sólo acto de votar, es el mínimo ejercicio de su materialización.

La democracia, después de todo, encierra muchos secretos, que solamente sus amantes logran descifrar y cuando la descubren, escriben alabanzas en su nombre.

sábado, 23 de junio de 2012

ELIGIENDO DIPUTADO FEDERAL POR EL 8º DISTRITO FEDERAL



El próximo 1 de julio del 2012, elegiremos a parte de Presidente de la República, quien será también nuestro próximo representante popular. Es decir, a nuestro futuro diputado; sin embargo, pareciera que a nadie le interesa absolutamente, quien será la persona que nos represente ante la Cámara de Diputados, el ciudadano que ocupara un curul en el recinto legislativo y quien tendrá la honorable distinción y la enorme de responsabilidad, de votar a favor o en contra, cuando se promuevan, discutan y aprueben las denominadas “reformas estructurales” que están por llegar, gane quien gane la presidencia del país.

Hace cinco meses publique en este espacio, el misterioso proceso de selección de los candidatos a diputados por el 8 distrito federal; el día de hoy, me daré a la tarea de anunciar quienes fueron esos misteriosos candidatos designados por el sistema partidocratico mexicano y que ahora, se encuentran en espera, al igual que sus respectivos candidatos presidenciales, en espera del resultado de las votaciones.

Aquí me permito compartir la semblanza de los candidatos a diputados por el 8 distrito federal.  


El Partido Acción Nacional póstula a Judith Sánchez Reyes.  Periodista, conductora de ABC Radio, ha prestado sus servicios a favor de varios senadores de su partido; es vecina de la Unidad habitacional Tlatelolco.

En su campaña a la Colonia Guerrero, en un predio ubicado en Lerdo Nª 186, sufrió la agresión física y verbal de un vecino, quien se ostento como presidente de la mesa directiva de dicho predio y quien en forma prepotente, impidió a la candidata la exposición de su plataforma. Habiendo ésta recibido un golpe en su rostro.

La candidata en su plataforma electoral, ha prometido no más trata de niños explotados sexualmente, así como reforma política. No encontré información alguna de ella en la red.


Por otra parte, René Muñoz Vázquez es el candidato del Partido Revolucionario Institucional y Partido Verde Ecologista Mexicano; es licenciado en derecho egresado de la FES Acatlan de la UNAM, se ha desempeñado como asesor en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal. No ha ocupado ningún cargo público. Actualmente es residente de la colonia San Rafael ubicada en la Delegación Cuauhtémoc.

Su formación política ha sido en el PRI, en la organización “Expresión Ciudadana”, cualquier otra información adicional de él, puede encontrarse en su página web http://www.renemuñoz.org. Cabe señalar que el candidato ha denunciado “acoso” en su campaña y de sus compañeros candidatos, a cargo de brigadas del PRD, inclusive hasta de policías de la Secretaría de Seguridad Pública quienes detuvieron arbitrariamente al Coordinador de su Campaña, acusándolo de haberse robado una motoneta. También ha denunciado a funcionarios de la delegación Cuauhtémoc de arrebatarle su propaganda e inclusive hasta de pagarle a locatarios de los mercados públicos, las cantidades de 300 pesos, para colocar propaganda de los candidatos oficiales.  

Dentro de su propuesta política figura promover la revocación del mandato, la instauración de un “observatorio ciudadano”, cadena perpetua para secuestradores, vales para medicinas, entre otros. El discurso del candidato es tendiente a favorecer los derechos ciudadanos, por encima de los derechos partidistas.



Alejandro Carvajal, candidato por la coalición de partidos de la revolución Democrática, del Trabajo y Movimiento Ciudadano;  es Licenciado en Derecho por la Facultad de Derecho de la UNAM y Maestro en Derecho Penal por el Instituto Nacional de Estudios Superiores de Derecho Penal; ha ocupado distintos cargos en la administración pública, fue Abogado de la Contraloría General del Distrito Federal en 1996, Subdirector de Gobierno y Director de Recursos Materiales en la Delegación Cuauhtémoc de 1998 a 2000, Director Jurídico en la Delegación Xochimilco en el 2001, Director de Verificaciones y Reglamentos en la Delegación Azcapotzalco en el 2003, Coordinador Ejecutivo de Equidad Social en la Delegación Azcapotzalco y Jefe Delegacional en Azcapotzalco, durante el periodo 2006-2009. Ha sido también diputado local en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal donde se ha desempeñado como Vicepresidente de Comisiones Especiales para la Reforma Política del Distrito Federal y Secretario de la Comisión de Administración y Procuración de Justicia; siendo también integrante de diversas comisiones.

Suponemso que su propuesta electoral, es la misma de Proyecto Alternativo de Naicòn que promueve el candidato presidencial Andres Manuel López Obrador.


Finalmente Efraín Pérez del Partido Nueva Alianza. Abogado por la UNAM, asesor jurídico de grupos vulnerables en las delegaciones Gustavo A. Madero y Álvaro Obregón. Ha sido candidato a diputado federal por la coalición de partidos PT y Convergencia Democrática, en el año 2009, por el distrito 1 federal en la delegación Gustavo A. Madero. No se encontró mayor información de él.

Entre sus propuestas figuran, analizar “nuevos esquemas de horarios y salarios”, ampliar la cobertura de salud, disminuir la burocracia de los sistemas de salud, así como promover la derechohabiencia universal.

De acuerdo con los resultados de una encuesta publicada en el blog  http://todossomosazcapo.blogspot.mx/2012_06_01_archive.html, con las debidas reservas del caso, pues desconocemos la confiabilidad y validez de la encuestadora, aseguran que el próximo diputado será René Muñoz candidato del PRI con el 38.14% votos, seguida de Judith Sánchez del PAN con 33.74%, Alejandro Carvajal del PRD con 24.24% y Efraín Pérez con 3.66%. Encuesta que reconozco no es acorde con la tendencia “arrolladora” del candidato Miguel Ángel Mancera como posible futuro Jefe de Gobierno del Distrito Federal.  Finalmente el día de la elección, se obtendrá, la “verdadera encuesta”.

Es importante darle seguimiento, al candidato ganador de la contienda, gane quien gane, a fin de observar el cumplimiento de sus promesas, así como también, una vez protestado como diputado federal, vigilarlo para que asista a todas las sesiones ordinarias y extraordinarias, atestiguar si tiene la capacidad para preguntarles a los Secretarios de Estado cuando comparezcan ante la Cámara para abundar sobre los informes de gobierno que presente el Ejecutivo; estar pendiente sobre los discursos que pronuncie en tribuna, el sentido de sus votos, ya sean a favor y en contra en las leyes que apruebe el Congreso;  las iniciativas de ley que proponga y en fin, todo lo que atañe a un legislador.

Al menos mi compromiso como ciudadano es observar que mi diputado, sea realmente mi diputado.

Al tiempo informaré lo que sigue ….


sábado, 16 de junio de 2012

CARTA A MI AMIGO VICTOR NEPOMUCENO MARTINEZ


¡Supe  que ayer partiste¡ … No volví a verte después de veinte años, no sabía que tocabas la guitarra eléctrica, que te dedicaste a las letras hispanas, que tus libros de cabecera eran Julio Cortázar, Jorge Luis Borgues y Sor Juana Inés de la Cruz, entre otros más; hasta apenas me entere que eras corrector de estilo del diario “El Universal”; también me entere que te casaste y te convertiste en jefe de familia y que ahora tienes un hijo, que se parece mucho a ti: Ulises.
No pude conocerte en estos últimos años. ¡Lamento en serio haberme perdido muy buenos momentos¡ Espero también que me disculpes por mis errores de sintaxis y gramaticales, sabes perfectamente que nuestra amistad, constantemente discutíamos, por asuntos quizás muy vánales, pero que para nosotros, eran realmente fundamentales. Así era nuestra amistad. Realmente, sabes que más que mi amigo, te considere mi hermano.

Nunca supe porque en la secundaria, te decían “El sope”; te recuerdo eso sí, muy introvertido, no tenias muchos amigos; los compañeros de la secundaría decían que eras mi hermano, por eso te decían a ti “Zubiri” y a mi “Montaño”. También me platicaban que un día entraste a los andenes del metro San Cosme y que alguien te dio su “zape”, por el cual, tus anteojos se cayeron a las vías del metro. ¡En verdad, se reían por platicarme esa anécdota¡. Nunca supe si fue cierta, porque eras muy serio, reservado, realmente eras un observador.
En el taller de artes plásticas, nos la pasábamos platicando, aunque el maestro nos callara, porque al parecer, yo era muy escandaloso y tú solamente te reías, intensificando mi locura. No solamente dibujábamos, pensábamos totalmente diferentes de lo que pensaban nuestros compañeros; no nos interesaba o mejor dicho no nos apasionaba el futbol, preferíamos ver a DeporTV con José Ramón Fernández e indignarnos, por los casos de corrupción que tanto Televisa, como la Federación Mexicana de Futbol, hicieron con el asunto de “los cachirules”. La razón por la cual, México no iría al mundial de Italia 90.  Estábamos también en contra de la “liguilla”; te juro que no lo entendía eso de los puntos y de los cuartos de final, pero recuerdo bien, que un día me la explicaste. Entonces, por ser rebelde ante la vida, tú le llevabas a las Chivas por tu sentimiento “anti americanista” y yo en cambio, le iba al Tampico Madero, nomás por mamón.

Nuestra primera revista fue “Pies Planos”. Nos inspiramos en una  sección cómica de la Revista Contenido, publicada allá por los de 1963 a 1965. Nos gustaba tanto la sección, que por eso, buscábamos las fotografías mas chuscas de los periódicos, para insertarle globitos con leyendas cómicas; no existía el fotoshop, ni tampoco ninguna de las tecnologías que hoy se usan, pero en ese entonces, vivimos la campaña electoral de 1988. Confiesa, eras un priísta de closet y jurabas y perjurabas, que el candidato priísta sería Manuel Bartlett Díaz y yo te decía que sería Carlos Salinas de Gortari; al final, yo gane la apuesta y Cuauhtémoc Cárdenas le harían fraude electoral.  Mientras tanto, Pies Planos, fue una “revista cultural”, que circulaba a través de un cuaderno, con fotografías de recortes de periódicos en el que insertabas frases cómicas; la popularidad de nuestra revista clandestina, superaba a los “chismografos”, no sé en verdad, de donde sacabas tantas cosas para inventar frases y guiones, cuando lo único que hacía era darte los recortes.

Contigo aprendí política, desde muy joven trabajabas en la Representación del Gobierno de Veracruz en la Ciudad de México, ayudándole a tu papa. Tu trabajo consistía en “hacer la síntesis”. Leías las noticias, las recortabas y después las fotocopiabas para armas varios juegos y repartirlos a distintas oficinas gubernamentales. ¡Así de sencillo y así de complejo¡. Leíste desde muy joven, que por ti, supe que existía Luis Spota o Bruno Traven; me platicabas de Octavio Paz y Carlos Fuentes y también de las novelas de Vargas Llosa, mientras a mí sólo me interesaba ver las noticias de “Eco”; ver como Alan García y Vargas Llosa perdía la presidencia de Perú, ante el desconocido Alberto Fujimori, o como Pinochet perdía el plebiscito. Sabes también que fui admirador del comandante Fidel Castro y que no se por qué motivo, era sandinista. Había cosas que no entendía, decías que mi abuelito era la Ayatola Jomeini y también, me hacías burla, de cómo iban a izar la bandera, más allá del asta, el día que yo me muriera a causa de cuatro balazos en un atentado que me iban hacer en el zócalo capitalino. Historias que solamente tu inventabas.

¡Creo que tu también eras muy mamón¡. Pero eso solamente lo sabíamos tus amigos; porque ante los demás, eras muy serio, muy estudioso, un “niño inteligente”. Pronto me llevaste a conocer a tu familia y ahí fue, donde tus papas me recibieron con los brazos abiertos, donde supe y entendí, el valor de la familia, de los hermanos, de los primos, de los amigos; de irte a las canchas del deportivo Tlatilco, para jugar una cascarita y hasta ser testigo, de cómo participaban en la obra teatral “Los tenis rojos”.
Recuerdas cuando fuimos a la Plaza de Toros a escuchar un concierto de Luis Cobos. No sabía que la música te gustara tanto. Recuerdas también, cuando recorríamos el sur de la Ciudad, repartiendo las canastas navideñas, a las casas de los políticos, periodistas, diplomáticos y demás gente del medio. Contigo aprendí a tener un contacto con la vida real, con “los de arriba”. Me asimile “pueblo”, opte por cambiar de religión, dejé de ser cristiano y me convertí desde los 13 años en comunista; me compartiste desde esa edad, el Manifiesto del Partido Comunista por editorial Progreso, de Moscú.
Terminamos la Secundaria e ingresaste al CCH Azcapotzalco, yo tarde un año para alcanzarte; pero nuestra amistad nunca se rompió. En ese lapso, en que estuvimos separados, formamos un equipo de futbol, era el Inter 26, en el, jugaban “El Chapulín”, Edder”, “Cobos”, y obviamente, el portero Zubiri. Recuerdas nuestra pasión futbolera, de irnos al estadio azulgrana, de ver jugar como el Nacional de Medellín y su estrella René Higuita, le ganaban 4 a 1 a los pumas de la UNAM, ¿Te acuerdas?.  En esos días, tú me animaste para que ingresara a la Universidad, en verdad, no solamente me inspiraste, sino también me motivaste. Nunca seré desagradecido, por que el día en que aplique mi examen de conocimientos para ingresar a la UNAM, ahí estabas tú esperándome en la calle, como si fueras mi papa, pero realmente, no lo eras, tampoco eras mi amigo, eras más que eso, eras mi hermano.

Quede en la Universidad y el destino nos unió nuevamente en el CCH Azcapotzalco, para ser cómplice otra vez de tus fechorías. Tú fuiste el autor intelectual de entrar al concurso de la “Feria del Que Hacer universitario”, al que tu le llamabas, “ La feria del hogar”; tú fuiste el de la ocurrencia, de formar un grupo teatral, para despertar conciencias. No éramos actores, pero eso sí, teníamos dos cosas, éramos muy mamones y teníamos unas ganas intensas de revolucionar el mundo.
Entonces, tu espacio era tu recamara, tu modular con varios cassets donde grababas tu música y hasta donde según “editabas” la música que escuchabas; ahí estaban también tus libros, los devorabas, leías y seguías leyendo, luego escribías a mano y hasta encuadernabas tus cuentos, a los que me compartías para que yo los leyera; después de discutir pendejada y media,  veíamos con Vladimir e Iván un capitulo de los Simpson. Era divertido. Jugar basquetbol, hablar de política, estudiar en el CCH y seguir teniendo ideas para revolucionar el mundo.
Entregabas los guiones para que los aprendiéramos de memoria y pudiéramos hacer las obras teatrales que el TRD iba a presentar en cada uno de los CCH’s. ¿Te acuerdas?. Se sumaría Rodrigo Pérez “El Chaqueto” o “Chaketman” y Eduardo Mayo “Mayabas”, después entraría Noé y su novia Esperanza; luego tuve la ocurrencia de hacer “Rojo Amanecer” y entonces sin darnos cuenta, conformamos una gran compañía teatral “independiente”, con la cual, iríamos de gira a al Instituto Politécnico Nacional y donde después supe, llegaste a realizar las 25 representaciones, ganando el “Festival de Teatro Universitario”.
Era tu amigo. ¡Pero nunca me lo dijiste¡. El mejor consejo que me diste, fue recomendándome una canción de Joaquín Sabina y el mejor momento de la noche, era cantar una melodía del TRI, al lado de tu hermano Vladimir. ¡Qué chido desmadre¡. No tomábamos, no fumábamos, no nos drogábamos; simplemente ejercíamos nuestra libertad de criticar y despertar conciencias; eso hacías cuando te subías al escenario e improvisabas el monologo con el cual, criticabas al gobierno “modernizador” de Carlos Salinas de Gortari, hasta los grupos radicales del “CEU”, que ejercían modos stalinistas y borrachiles de activismo estudiantil. Sino acuérdate del “Pelón grifo” y la “ojos de gato”.

Nos opusimos al aumento de las cuotas que el Rector Sarukhan Kermes quiso imponer. Marchamos del Parque de los Venados a Ciudad Universitaria y Jacobo Zabludovsky nos decía en su noticiero, “pseudoestudiantes”; éramos contestatarios y también, disidentes de los disidentes; éramos muy mamones, pero muy libres para criticar, objetar cuestionar; trabajamos intensamente, porque eso era el TRD, el nombre de nuestra agrupación, de nuestro movimiento, de nuestro activismo de hacer posible nuestras dos pasiones, tú te desarrollarte como escritor, haciendo tus historias reales y yo, despertando conciencias de quienes eran nuestros espectadores, sin darme cuenta, fuiste mi maestro, haciéndome maestro y quizás, yo era tu instrumento, de tu mente introvertida de crear tus propios cuentos.
La vida nos separo, porque el ciclo de nuestra relación tenía que concluirse. Tu y yo sabemos las razones, aunque en su momento, no lo entendimos, pero eso suele suceder con los grandes dúos, ocurrió con Regulo y Madaleno, con Eduardo Manzano y Enrique Cuenca, con Chucho Salinas y Héctor Lechuga; le paso a Viruta y Capulina y hasta al propio Chespirito con Kiko; ocurre en todas las agrupaciones que recordemos, ocurrió inclusive en grupos musicales, con los ídolos de Mayo y de Gustavo, el cuarteto de Liverpool: los Beatles; ¿por qué no iba a ocurrir en el TRD?.
Al principio fue difícil. Sentí que me hiciste falta y me sentí excluido; después me sentí enojado, hasta que finalmente, deje que el tiempo curara los malos entendidos. Nunca dejaste de ser mi amigo, porque me quede con lo mejor de ti. Siempre te recordé, siempre quise saber, que había sido de tu vida.

Me volví profesor de la universidad y mi activismo izquierdista, termino por elegir la vía institucional de la docencia y del servicio público. Edite una revista jurídica al mismo tiempo, que editaste un periódico; también edite podcasts y otras cosas, donde obviamente no estabas presente; al igual que tu, me volví escritor, pero no con tu calidad de literato y experto en el manejo de las letras; yo sólo soy un intento de jurista más cerca de ser un pseudofilosofo que de ser un técnico en el manejo de las normas jurídicas. Soy en el fondo, la misma persona que conociste: rebelde, luchadora, loco, idealista, romántico, enojón, apasionado, critico, revolucionario y aunque ahora sea un “izquierdista liberal” que cree en la democracia y en el libre mercado, por momentos, me gana mi sentimiento castrista y revolucionario.
Eso sí, no sé si votar por quien tu ibas a votar, porque eso implicaría como buenos amigos que éramos, a iniciar otra de nuestras discusiones favoritas.
¡Ayer te di un fuerte abrazo¡ ¡Se lo di a tu hermano¡. ¡A tus papas¡ ….
¡Luego nos vemos … ¡. ¡Haber que otra mamoneria se nos ocurre¡.



POSDATA.
Para seguirte aprendiendo, voy a leerte.   http://obranegra.wordpress.com/








domingo, 10 de junio de 2012

"¡QUISIERA SER 132¡"


Me encantan los movimientos estudiantiles, creo que la participación de los jóvenes en eventos políticos resulta necesaria para la transformación del país; me gusta su pasión y su idealismo, su insurrección  y sus formas de protestar ante el establishment; pero lo que no puedo tolerar, es su equivocación en la forma de luchar, su radicalismo que los hace perderse y dividirse a ellos mismos, así como la falta de madurez para poder discernir el verdadero sentido y senda de su lucha.

“Yo soy 132” quizás sea uno de esos movimientos que me llama la curiosidad, que por momentos me ilusiona y hace recordarme las ganas de manifestarme para protestar en contra de ese establishment, pero no dejo de advertir que al analizar la bandera de sus causas, no me genera otra cosa, que la severa crítica y los cuestionamientos que a continuación señalo.

Ser un movimiento en contra de un candidato a la presidencia, concretamente, en contra de Enrique Peña Nieto, realmente se me hace, un grave error. Es darle la importancia a una persona, que realmente no lo merece y es colocarlo, lamentablemente en una promoción gratuita a su candidatura; además de reducir el debate político, a una cuestión meramente temporal, partidista y electoral.

La protesta juvenil del movimiento “Yo soy 132”, se me hace entonces, digna de un país surrealista. Protestar en contra de un candidato formalmente de un partido de oposición y no contra la candidata del partido en el poder o en contra de un Presidente, es algo que no logro comprender.

El Presidente Felipe Calderón dijo ser “el presidente del empleo” y prometió hace seis años cuando fue candidato a la presidencia, emprender los programas juveniles, para promover la obtención del “primer empleo a los jóvenes”. Pero resulta, que en este país de “ninis”, cuando los jóvenes estudiantes se organizan para protestar, nadie recuerda la política pública de dar empleo a los jóvenes y entonces consideran que la causa de su lucha, es un candidato a la presidencia y no la promesa incumplida de un presidente. Como si en la escala de necesidades de los jóvenes de éste país, fuera más importante, elegir quien es su presidente y no, si consiguen un empleo que les permita abastecer sus necesidades.

Es triste esta situación, porque en un programa gubernamental donde se destinaron en los últimos cinco años, 6 mil  millones 500 mil pesos de pesos, para promover el empleo de por lo menos 7 millones de jóvenes que se incorporaron a la vida productiva del país; ha dado como triste resultado, que nuestro país, se hayan generado apenas unos 80 mil empleos para jóvenes; y habernos convertido en un país con un alto índice de jóvenes, sin empleo y sin educación, lo que han llamado generación “nini”; y peor todavía, que al Secretario de Trabajo y Previsión Social Javier Lozano, encargado de haber aplicado esa importante misión, haya sido reconocido su valiosa gestión, otorgándole su partido, el PAN, la candidatura al Senado de la República.

Más triste es saber, que el “candidato de las izquierdas” que tratará de frenar “esa imposición”, sea el candidato Manuel Bartlett Díaz, hombre patriota, inteligente y autoritario, cuyo pasado sea eso precisamente, por lo que tanto pelea el movimiento estudiantil 132: “El no regreso del PRI”.

Pero en fin, es más importante quitarle el empleo de presidente a Enrique Peña Nieto, que no haberle dado trabajo a más de 7 millones de jóvenes en los últimos cinco años. ¡Eso si me entristece y me da coraje¡. ¿Y el dinero destinado para ello?. ¡Bien gracias¡. … ¡Ah quién diablos le interesa¡.

Me entristece esta falta de verdadera critica del movimiento 132; critican a diestra y siniestra, el duopolio televisivo y en eso estoy totalmente de acuerdo; los últimos doce años del gobierno panista, no hizo nada para fomentar la apertura de nuevas cadenas de televisión; doce años en que el gobierno desaprovechó el momento para democratizar los medios de comunicación; esa responsabilidad debería ser en contra del Presidente y no contra el candidato, que siendo gobernador del Estado de México, lo único que hizo fue a través de un canal de televisión mexiquense, darle un espacio, a quien ahora es un ferviente critico del sistema; y si no vean, por favor, Bitácora Mexicano, el programa de televisión del diputado Porfirio Muñoz Ledo.

Es indignante esa falta de crítica objetiva. El movimiento “Yo soy 132” protesta por protestar, su manifestación que partió de la Estela de Luz, me resulta misteriosa que no haya hecho pronunciamiento, por el costo que implicó la construcción de ese monumento, ni las insinuaciones de malversación de fondos públicos que implicó la construcción e inauguración impuntual de dicho monumento conmemorativo.

Me indigna y me sigue indignando; porque a unas horas de que una de sus manifestaciones conmemore el genocidio de estudiantes cometido el 10 de junio de 1971, los jóvenes salgan a responsabilizar de ello, a un niño que en ese entonces tenía cinco años de edad y que azares del destino, es ahora candidato a la Presidencia de ese polémico partido. ¡Es absurdo¡ ….Que responsabilicen a un ex gobernador de ese hecho, y que nadie diga nada, respecto a la misteriosa desaparición de la Fiscalía Especial de Movimientos Sociales y Políticos del Pasado, creada durante el gobierno de Vicente Fox, organismo público encargado de investigar sobre los hechos ocurridos en 1968 y 1971, y cuyas investigaciones quedaron suspendidas, desde diciembre del 2006.

Indignante, porque a más de cuarenta y un años, aquellos jóvenes halcones, reclutados por el gobierno priísta de aquel entonces, ahora algunos de ellos, hombres seniles entre los sesenta y setenta años, se encuentren ahora retirados en su casa, gozando de sus nietos y de las pensiones que les dio el gobierno en su patriótica misión de haber torturado y asesinado a jóvenes estudiantes y riéndose seguramente, de cómo la muchedumbre estudiantil, protesta contra Luis Echeverría y ahora Enrique Peña Nieto. Ellos, mientras tanto, los “halcones”, que fueron los autores materiales de dicho genocidio, ninguno de ellos, ha sido aprehendido, acusado, juzgado y sentenciado.

Espero que este movimiento estudiantil, no sea prefabricado; nada mejor que la conciencia diabólica de algún grupo de poder, financie con recursos públicos, un “nuevo 68”, cuyos resultados sean precisamente, generar una nueva matanza de estudiantes, para responsabilizar de ello, al PRI y poder influir notablemente, en la preferencia del voto. ¡Si eso ocurre¡. Los del PRI, podrán financiar  también a un “nuevo Mario Aburto”, vestido con la camiseta de Morena, para recrear un “nuevo Colosio” y también influir en el resultado de la elección. La falta de discusión, de argumentos inteligentes y la abundancia de ideas mágicas, generan precisamente eso, violencia y sangre; y un país que siempre pierde.

El país requiere cambiar y también los mexicanos. Requiere dejar de ser criticón, para ser crítico.  Los jóvenes del movimiento “Yo Soy 132”, no son el “relevo de la generación de 1968”, como dijera el candidato Andrés Manuel López Obrador, en un mitin reciente, celebrado en la Plaza de las tres culturas; la generación de 1968, se hizo gobierno y pudo vivir de ese sistema autoritario a través de los cargos públicos que éste les dió. La generación estudiantil ahora, está condenada a ser “nini”, en un mundo competitivo, global y deteriorado ambientalmente; algo que los viejitos del 68, no tuvieron.  

Los jóvenes de “Yo Soy 132”, no son el relevo de 1968, porque son diferentes a ellos. El México del 68, ha dejado importantes logros para la construcción democrática del país; defender esa democracia, es una de las misiones de su lucha; entiendo su posición y me agrada; pero el movimiento debe limitarse a puntos concretos y no ser un espacio de “catarsis” donde mucho se diga, pero poco se proponga.

Al movimiento le falta un pliego petitorio, como ocurrió en 1968, 1986 y 1999; para poderlo llevar a la esfera pública de la discusión.

La democratización de los medios de comunicación, es sin duda alguna, uno de esos puntos de ese pliego petitorio; pero debe de haber más puntos que discutir. Deberían proponerse la creación de una comisión dotada con autonomía y recursos públicos, que investigue los posibles actos de corrupción cometidos durante las administraciones priistas y panistas, de los últimos cuarenta años. Una comisión que construya una verdad histórica y describa en forma pormenorizada, los nombres y los actos, de aquellos funcionarios que traicionaron al país y se enriquecieron, a costa del empobrecimiento del país; deberían también promoverse una revolución política que promueva, nuevas formas de democracia electoral y participativa, que promueva la ciudadanía y no la militancia participativa o clientelar; una reforma que incluya desde luego, el financiamiento a candidaturas ciudadanas y a organizaciones políticas sociales, de reciente creación; y por consiguiente, la desaparición del financiamiento otorgado a los burocracias disfrazadas de partidos políticos.

Declararse “antiPeña” o “antineoliberal” o “antitelevisa”, resulta ambiguo y erróneo. Prefiero mil veces una comisión que investigue los procesos de privatización de los últimos veinte años y no una máscara de latex de Salinas de Gortari; prefiero a siete millones de jóvenes con un empleo formal, digno, decoroso, útil, que un priista que pierda la elección presidencial; prefiero muchas organizaciones civiles que discutan el rumbo del país, que la misma partidocracia “PRIANRD” repartiéndose el botín de los puestos públicos; prefiero una televisión con muchos canales, que odiar a Televisa.

No quisiera ser 132, quisiera ser más que eso, ser el infinito si es posible…. Porque limitar mis ideas, en propuestas “anti” y ambiguas, es en contra de la libertad liberal de una persona que desde cualquier trinchera, lucha, por cambiar este país.

¡En fin¡ …. En el fondo quisiera decir, que yo también soy 132.