sábado, 25 de febrero de 2012

LA DEMOCRACIA DEFRAUDADA (Segunda parte)


La popularidad se venía abajo y la soberbia del candidato fue la principal arma de sus adversarios. La “Izquierda” de Andrés Manuel, era la “izquierda conservadora”, la que no apoyo las sociedades de convivencia, los derechos lésbico, geys, de transvestis y transexuales; la que no promovió el aborto, ni quiso reconocer los derechos de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo, la izquierda obsoleta que desconocía las causas ecológicas o indigenistas, o la que estaba a favor de la legalización de la mariguana; en oposición a esta “izquierda conservadora”, obsoleta o dogmatica, que vive más del pasado, que de construir el futuro, existía la “izquierda liberal” de Patricia Mercado, representada por la candidata del Partido Alternativa Social Campesina, quien bien le podía representar a la Coalición por el Bien de Todos, quizás uno o dos puntos porcentuales; pero nunca hubo alianza entre ambos proyectos, ni Andrés Manuel, ni Patricia Mercado llegaron algún acuerdo. La “Izquierda conservadora” de Andrés Manuel, era la izquierda que el mismo mitificaba en su Proyecto Alternativo de Nación, ignorando inclusive la propuesta de su mentor Cuauhtémoc Cárdenas, “Un México para Todos”, quien ni siquiera buscó para pedirle que lo apoyara en su campaña. El “voto duro” de Cuauhtémoc, quizás le hubiera representado otros dos o tres puntos porcentuales. ¡Pero no fue así¡. El candidato presidencial de la izquierda (conservadora), estaba seguro que ganaría sin otorgar entrevistas a los medios escritos, sin spots en televisión, sin el apoyo de Cuauhtémoc Cárdenas y de los izquierdistas liberales; él pensaba que ganaría por el simple hecho, de que el pueblo, podía salvar al pueblo. El mismo pueblo con el que abarrotaba la plaza de la capital del país, con el que había marchado de Tabasco a la Ciudad de México, el que lo había acompañado en la toma de los pozos petroleros, el mismo, que se había manifestado en multitudes para defenderlo del desafuero. Un pueblo, que no le representaba, ni los dos puntos de Cuauhtémoc Cárdenas, ni los otros, dos puntos de Patricia Mercado, en síntesis, cuatro puntos que se dejaron ir. Sin contar tampoco, el apoyo que le hubiera representado el Subcomandante Marcos y el Ejercito Zapatista de Liberación Nacional.

Poco valían los consejos de sus asesores, Manuel Camacho Solís, Ricardo Monreal, Socorro Díaz, Porfirio Muñoz Ledo, hombres inteligentes, aun pese que algunos de ellos tenían la enfermedad de haber sido priístas, enfermedad que se quitaba con el tiempo y con el olvido del pueblo; poco valía la experiencia y los conocimientos teóricos de algunas mentes brillantes, entrenadas en el arte de la persuasión electoral, expertos también en ganar elecciones a la “mala”. Pocos sabían, que desde la intimidad de su  vehículo Tsuru color blanco, el candidato viajaba siempre con quien era realmente su verdadero asesor, nada más y nada menos que su chofer Nicolás Mollinedo, alias “Nico”. Poco valían la psicología social, la economía política, el marketin político o el derecho electoral, nada mejor que el halago o el apapacho de un chofer hacía su patrón, la persona idónea que sabe decir lo que el candidato quiere escuchar, excusas y adulaciones con las cuales cualquier conciencia razonable, pueda perder el piso y la mortalidad.
Al diablo los estudios de opinión e imalogia, al diablo el marketing político y las encuestas que ya daban por hecho un empate, al diablo también los asesores electorales; la soberbia del candidato no aceptaba consejos, pues finalmente quien se atrevería a objetar al ex presidente del PRD, el mismo que lo había convertido años antes en la segunda fuerza política nacional, el que había sobrevivido a los escándalos de Bejarano-Ahumada, al Paraje San Juan, del ridículo “desafuero”.

A la campaña de medios, el Presidente de la República Vicente Fox, también se sumaba a la campaña electoral, sólo que éste con más de tres veces del presupuesto total que tenía la Coalición por el Bien de Todos; dinero y más dinero que utilizó el Presidente para promocionar su política y en cierta forma, ofertar la continuidad de su proyecto. Vicente Fox, el presidente “eterno candidato” emprendió paralelamente varias giras a diversos estados, como si éste también fuera candidato, decía palabras y frases como: “Preservar el esfuerzo”, “Seguir avanzando”, “Cambiemos de jinete, pero no de caballo”, inclusive su frase con el que también saturó los anuncios comerciales en radio y televisión: “Si seguimos por este camino, México será mejor que ayer”; el propio presidente que en sus mítines y constantes entrevistas, también utilizaría frases peyorativas con dedicatoria, “falsas ilusiones”, “promesas fáciles” “demagogia”, “populismo”, “clientelismo”, “paternalismo”. Los recursos públicos, sobre todo los programas sociales, también fueron utilizados en forma generosa. Las viejas prácticas clientelares de compra de votos, basada en la pobreza y en la ignorancia de la gente, fueron aprovechados al máximo. El candidato Andrés Manuel perdió ventaja, su adversario, con el apoyo del Presidente Fox, lograría alcanzarlo.
Errores tras errores. Las estructuras del PRD fueron desplazadas por las “redes ciudadanas”. Los estrategas electorales encargados de cubrir con representantes de partido en las más de 130 mil casillas, fueron Alberto Pérez Mendoza y Francisco Yee, quienes se impusieron frente a ingenieros electorales experimentados en esos menesteres. ¡pobres perredistas lastimados en su ego¡. Tabasco no era todo México. La promoción del voto no fue debidamente programada, la capacitación electoral tampoco fue planeada, los recursos para pagar a capacitadores y representantes nunca llegaban; el caos reino en el equipo de campaña, el Gobierno del Distrito Federal lanzaría también su publicidad gubernamental e inclusive apoyaría también con servidores públicos, pero era demasiado tarde. Sólo restaba un debate y un cierre espectacular. ¡Un empate¡.

El segundo debate fue aprovechado por López Obrador. No se mostro enojado, ni tampoco intolerante, “La alegría está por venir”, una caricatura del “Peje” empezó a circular por todos lados mostrando a un candidato ganador. “Ya ganamos”. El debate lo perdió Felipe Calderón que por mas poses y frases que le enseñaban sus asesores Sola y Morris, no logro convencer respecto a las acusaciones de su cuñado “incomodo” Hildebrando. El candidato Andrés Manuel se vio sencillo, seguro, contento, tranquilo; después, daría un mensaje a la nación, en horario estelar, en materia económica, automáticamente, volvería encabezar las encuestas con 2 o 3 puntos de ventaja. Andrés Manuel sería el presidente.
  ¿Y el PRI?. Solo un recuerdo de un dinosaurio dormido y casi aniquilado. La profesora Elba Esther Gordillo, líder del sindicato magisterial, se dedico a demeritar al candidato Roberto Madrazo Pintado, quitándolo de la jugada. No solamente eso, también logró el convencimiento para que varios gobernadores priístas se inclinaran a favor del candidato panista y peor aún, utilizó los amplios recursos económicos que contaba, provenientes de su partido político Nueva Alianza, así como de las cuotas sindicales de sus agremiados, para armar la estrategia electoral con el que le robarían la victoria al candidato de la izquierda.
En síntesis, Andrés Manuel López Obrador, contra Felipe Calderón Hinojosa, el Presidente Vicente Fox, las cúpulas empresariales, Elba Esther Gordillo y algo peor, la imagen negativa fabricada en contra de Andrés Manuel López Obrador. En síntesis el voto antipeje, tenía que ganarle, al voto propeje. El ganador, fuera quien fuera, sería Andrés Manuel López Obrador.

El día de las elecciones, fue el día en que se defraudo a la democracia. No es que se haya corrompido la autoridad electoral o se hubieran suscitado escenas violentas como las que alguna vez se vivieron en las épocas del “viejo priato”; simplemente, se utilizo la vieja maquinaria priísta, para traicionar a su propio partido, y hacer posible, el peor escenario que no merecía nuestra naciente democracia electoral.  La duda, la incertidumbre, la desconfianza, la sospecha del fraude.
Los representantes de las “redes ciudadanas” dejaron descubiertas las casillas, hubo representantes del PRD que fueron cooptados o incentivados para que no fueran a cuidar las casillas, otros más, fueron olvidados por sus representantes generales, en otras regiones del país, ni siquiera llegaron los recursos; un fracaso total; un resultado que a toda costa debía de imponerse. Felipe Calderón debía de ser el presidente de la Republica.
El Instituto Federal Electoral, el órgano autónomo de la naciente democracia mexicana, se sumó también a esa incertidumbre que generara la sospecha del fraude electoral.
La noche de la elección no se dio a conocer el nombre del candidato ganador, como seis años antes, se había hecho. ¡La televisión calló¡. Entonces la sospecha aumentó. El sistema se había vuelto a caer. Andrés Manuel anunciaba su victoria con medio punto porcentual y 500 mil votos de ventaja. Lo mismo hizo Felipe Calderón, sin decir con que porcentaje. Los ciudadanos en cambio, durmieron aquella vez confundidos.  No había ganador, el único perdedor seguro y lo era para siempre, era ese vejestorio que quedaría enterrado para siempre. El PRI.
¡Fraude¡….¡Fraude¡ ….anunció el candidato Andrés Manuel al día siguiente, cuando el computo del PREP lo daba por derrotado por un punto porcentual. Inmediatamente salieron todos sus asesores a defenderlo y Andrés Manuel, tuvo que aceptar que si requería de los medios de comunicación para dar a conocer su tesis del fraude electoral cometido en su contra. Los medios, sólo lo ridiculizaron. ¡Felipe Calderón había ganado¡.
El PRD planeó la estrategia para la impugnación del resultado electoral. Peor noticia tuvieron cuando no pudo recabar el 100% de las actas de todas las casillas instaladas, esos eran los costos de no haber planeado correctamente la representación electoral. Costo jurídico que le significaba no tener pruebas para demostrar el fraude. Su única arma, sería la movilización de su gente y tomar las instalaciones de los 300 distritos electorales, en aquellos distritos donde la ventaja del candidato panista era superior.
A partir de las 8:00 horas del miércoles 5 de julio el IFE inició el cómputo oficial, En cada Consejo Distrital se hizo todo lo posible para retrasar el escrutinio de los sufragios. Al principio del conteo, Andrés Manuel tenía una ventaja de 2.81 puntos que poco a poco se fue reduciendo, en la misma medida en que los distritos electorales terminaban de computar los votos. A las 3:35 horas de aquella madrugada del 6 de julio, Felipe Calderón alcanzaba Andrés Manuel López Obrador. Finalmente, todo ocurrió en lo oscurito, en plena madrugada, el candidato de la “derecha” alcanzo Andrés Manuel y le gano. Entonces el presidente del IFE Carlos Ugalde, en mensaje a la nación así lo reconoció. 35.89% de los votos para Felipe Calderón, 35.31%.para Andrés Manuel López Obrador.  México había experimentado, la elección presidencial más cerrada en toda su historia y lo peor de nuestra naciente democracia, estaría por llegar.



sábado, 18 de febrero de 2012

LA DEMOCRACIA DEFRAUDADA (Primera parte)






¡Tenían que destruirlo¡…¡Frenarlo a toda costa¡. Sus discursos eran incendiarios, combativos, irrespetuosos de las instituciones; con su desobediencia a respetar la suspensión provisional y definitiva dictada por un Juez de Distrito, había puesto en “ridículo”, no solamente al Presidente de la Republica o a la Suprema Corte de Justicia, sino también al Juicio de Amparo.  Fueron cientos de miles de ciudadanos, quienes marcharon por las principales calles de la Ciudad de México en contra del “desafuero” que pretendía privarlo de su legítimo derecho para ser Candidato a la Presidencia de la Republica.  ¡Nadie entendía eso de la suspensión, ni tampoco de la construcción de un camino que comunicaba a un hospital privado, sobre un predio llamado “El Encino”, simplemente, era un candidato popular. El “compló” y los famosos video escándalos en que habían sido filmados su ex Secretario Particular y entonces Coordinador de la Cámara de la Asamblea Legislativa, así como también su Secretario de Finanzas, en el que los grabaron atascarse de billetes con todo y ligas, o bien quizás, apostando los impuestos en un casino de las Vegas, le habían hecho nada su popularidad, le hicieron lo que “el viento a Juárez”.
¡Así son las cosas¡. La historia de México se sigue escribiendo, siempre tiene capítulos apasionantes. Episodios para la reflexión y la autocritica.

“Voy a ser el primer candidato en ganar sin televisión”. Lo dijo muy convencido de que así sería; con ello, negaría las ofertas que Bernardo Gómez, Vicepresidente de Televisa, le ofrecía a los asesores del candidato. Cuatrocientos millones de pesos había otorgado el IFE, para que la “Coalición por el Bien de Todos”, pudiera contratar sus espacios en spots, partidos de futbol, e inclusive hasta en sus “reality schows” o en sus telenovelas exitosas como “La fea más bella”; espacios propagandísticos en la principal televisora del país. ¡Treinta segundos en un comercial de televisión, son más efectivos, que tres plazas llenas¡”. La respuesta, fue firme y categórica: ¡No¡.  Más de diez puntos lo aventajaban del segundo y tercer candidato; el primero de ellos, su archienemigo histórico de viejas luchas en su natal Tabasco, el Presidente del PRI Roberto Madrazo Pintado, quien años antes le había robado la gubernatura; el segundo de ellos, Felipe Calderón, con quien alguna vez había negociado la reforma política de 1996, en los tiempos del Doctor Zedillo, quien había sido despedido de la Secretaría de Energía, por su jefe el Presidente Vicente Fox, por haber anunciado su intención de ser el abanderado de su partido para contender por la presidencia y que tiempo después, para sorpresa del precandidato panista oficial Santiago Creel, le había ganado la elección interna, con amplio margen. 

El espacio publicitario que se había contratado, fue con TV Azteca. Con un horario matutino, barato, madrugador como habían sido sus conferencias mañaneras que tanta fama y simpatía generaron en su imagen pública de Jefe de Gobierno. Desde ese espacio televisivo, marcaría la “agenda política”, a la que tendría que debatir los otros candidatos a la presidencia. El resultado no fue lo que esperó. Nadie veía esos programas de televisión por “aburridos”. No generaron ningún impacto, más que haberse gastado dieciocho millones de pesos y haber competido en la audiencia con el Doctor Simid, el dueño de las “farmacias Similares”. “¡Lo mismo, pero mas barato¡”

La prensa escrita, ni que decir: “me da gueva”. Periódicos como “Reforma” “El Economista” o “La Crónica”, constantemente lo maltrataban. El candidato, no otorgaba entrevistas a los medios impresos, ni nacionales, ni regionales; tenía sus medios consentidos, como “La Jornada” y a un excelente Jefe de Prensa como Cesar Yañez, pero poco hizo, inclusive hubo fricciones con Carmen Lira Directora del principal Diario que lo apoyaba o con Julio Sherer ex director del Semanario Proceso. El candidato negó muchas entrevistas para radiofusoras locales, incurrió en el error de confundir varios comunicadores con Sergio Sarmiento, Joaquin López Doriga, Dennise Maerker, Oscar Mario Beteta o Pedro Ferriz de Con. “¡Todos eran iguales¡”. Negó entrevistas y mas entrevistas, inclusive para aquellos medios o corresponsales extranjeros que estaban plenamente seguros, de que él, sería el próximo presidente de México. Washington Post, L.A. Times, The Guardian, El País, inclusive, la televisora árabe “Aljazeera”, no le representaban nada. Le seguía dando “gueva”.

Televisa, ya que no pudo captar los cuantiosos recursos que tenía La Coalición por el Bien de Todos”,  encontró a otro cliente, que estaba dispuesto a pagar por sus servicios. Felipe Calderón Hinojosa el exdiputado que había promovido con anterioridad “La Ley de Medios”. Éste a su vez, había contratado los servicios de Antonio José Solá, un publicista español que se había encargado de desprestigiar al candidato José Luis Rodríguez Zapatero, para favorecer al candidato del Partido Popular. Se dice que fue el expresidente español, José María Aznar, quien recomendó a su publicista. ¡Genial¡. ¡Maravilloso¡. El candidato del partido azul contrato también los servicios de Dick Morris y Rob Allyn, consultores americanos que influyeron no solamente en el triunfo de Bill Clinton, como presidente de los Estados Unidos, sino también, el del presidente Vicente Fox, seis años atrás. Entonces la propaganda negra surtiría sus efectos, más que las plazas llenas que abarrotaba el candidato de la “Izquierda”. Pronto, el slogan sugerido por Morris-Sola estaría listo.  “Menace in México”. “¡Andres Manuel, es un peligro para México¡”. Inmediatamente, crearían el mito de que el candidato que encabezaba las encuestas sería financiado por el presidente de Venezuela Hugo Chávez y que inclusive sería un aliado, del dictador cubano Fidel Castro. La publicidad y los medios, serían los principales orquestadores de cómo un candidato desconocido con el 2% de las preferencias en el voto, podía remontar al candidato que se perfilaba como Presidente, con más de 40% de simpatías. “¡Cállate Chachalaca¡”. Fue el error en que incurrió el candidato de la izquierda. El spot, no lo hizo ver como una persona o un dicho simpático como años atrás, Vicente Fox había dicho de los priístas, “víboras prietas, alimañas, tepocatas…”. “¡Cállate chachalaca¡”, fue la expresión del odio, de la intolerancia, de la falta de respeto, que la gente vio y percibió del candidato de la izquierda.
Poco pudieron hacer Martí Batres, Gerardo Fernandez Noroña o Jesús Ortega, ante los constantes ataques de televisión que resentiría su abanderado.  Pronto se sumaría a su campaña el cineasta Luis Mandoki, director de cine reconocido por su película “¡Voces Inocentes¡”, con un documental titulado “¡Quien es el Señor López¡”, pero poco hizo para sostener la ventaja que todavía tenía Andrés Manuel López Obrador. Los ataques en televisión, con cápsulas de veinticinco segundos eran devastadores. “¡López Obrador te miente¡”, “¡López Obrador te vuelve a mentir¡”. “¡López Obrador es un peligro para México¡”

La respuesta tendría que generarse lo más pronto posible, en un ambiente en que la “encuestocracía”, daría a conocer también su poder de percepción y persuasión. Reforma, Arcop. GEA-ISA, María de las Heras, Consulta-Mitovsky, seguiría marcando la ventaja para Andrés Manuel, pero ahora por siete puntos. Un buen spot por televisión en horario estelar, podía otorgar una ventaja de hasta cinco puntos o restarle al adversario, hasta dos puntos. ¡Más efectivo que las plazas llenas de los pueblos de México más olvidados que recorría el candidato peligroso¡. El spot negro de “¡Cállate Chachalaca¡” le resto tres puntos, haberlo compararlo con Hugo Chávez, otros tres puntos, pronto su adversario Felipe Calderón, estaría por alcanzarlo. La campaña del odio se había desatado.
El cuartel de Andrés Manuel espero en cualquier momento cualquier ataque relacionado con los famosos “video escándalos” o por el “desafuero”. ¡Error¡. Los publicistas extranjeros, plantearon otra estrategia para atacarlo, demeritarlo, restarle puntos y más puntos. Entonces, ante la guerra sucia desatada, se insistió en contratar espacios con las televisoras para responder dichos ataques. La venta de comerciales en tele era costosísima y ningún empresario, estaba dispuesto apoyar con algún préstamo. Elena Poniatowska salía a defender al candidato Andrés Manuel, pero lo único que generaba en el televidente, era ver una abuelita defendiendo al travieso de su nieto; después, para contrarrestar los spots negativos, acusaron a Calderón de no tener las manos limpias, de querer aplicar el IVA a medicinas y alimentos, pero los publicistas Morris y Sola, respondían también.
Quizás pudo haberse sostenido aun la ventaja de cuatro puntos que aun quedaban, de no haber sido por el garrafal error de no acudir al primer debate presidencial. ¿Quién fue el estúpido que se atrevió a dar dicha recomendación?. Hay decisiones costosas y esa fue una de ellas. La ausencia del candidato que se perfilaba como ganador, de ver su pódium vacio,  fue aprovechado por Felipe Calderón, en por lo menos tres puntos a su favor, que lograba quitárselos al rival a quien le tenía que quitarle la presidencia de México. ¡Un gran aliciente para reducir la distancia¡. Otro más, cuando varias empresas decidieron anunciarse en televisión, para apoyar subliminalmente al candidato que debían de imponer. Grupo Infra, Dulces de La Rosa, Alsea y el conglomerado de algunas corporaciones que representaban a Jumex, Domino’s Pizza, Starbucks coffe, Burger King, Popeye’s Chicken, Chili`s, Sabritas, Coppel, hicieron lo suyo; más aun, asociaciones como el “Consejo Coordinador Empresarial” y “Ármate de Valor”, lograron transmitir el miedo al electorado, al insinuar que México podía repetir sus crisis económicas inflacionarias, o bien, que nuestra republica podía convertirse en una dictadura bolivariana. La Santa Iglesia Católica mexicana también hizo lo suyo. Las diócesis de Guanajuato y Michoacán repartieron estampas de la Virgen de Guadalupe firmadas por el candidato Felipe Calderón. Inclusive, el “rumor” también fue un factor determinante, al crear el mito de que el verdadero nombre de Andrés Manuel, era Manuel Andrés y que sus siglas, correspondían a MALO y no AMLO.
... Continuará

sábado, 11 de febrero de 2012

NUESTRO CONTRATO DE AMOR


En nuestro contrato de amor crearemos variamos clausulas. ¡Lo firmaremos para siempre¡.  Será el acuerdo de voluntades libre, espontaneo, sin coacción, sin que obre error, dolo o mala fe; en él, firmaremos nuestro compromiso de amarnos, respetarnos y querernos siempre. Pondremos una clausula del perdón, a los errores que a lo largo de nuestra relación podamos incurrir, nada de chantajes, ni venganzas que nos lastimen; nos obligaremos a cada día a nutrir nuestra relación con nuevas experiencias, que nos haga conocernos cada día más; experiencias que hagan también, desde luego, encontrar nuestra reconciliación.
En nuestro contrato de amor, nos obligamos, por mutuo propio, amarnos en forma intensa. Amarnos, sin esperar que la contraparte, nos pueda amar de igual forma como amamos. Reconoceremos que cada persona es diferente y encierra un sí, un mundo diferente al nuestro; fijaremos muy claro, que no somos la “media” naranja del otro, ni tampoco seremos codependientes, respetaremos la esencia y la libertad de cada quien; será la diferencia lo que nos unirá, no la similitud. Sabremos que en esta relación, lo importante no es ser amado, sino simplemente amar.  Que la principal obligación de los que amamos, no es la corresponsabilidad en amarse igualmente, sino el respeto, la tolerancia, la comprensión y la empatía.
Prometeremos apapacharnos, querernos, a no olvidarnos del otro; a no ser crueles con la indiferencia, el maltrato o la violencia en cualquiera de sus manifestaciones físicas, verbales, emocionales; estableceremos inclusive las causales de rescisión para dar por terminada la relación, en forma sensata, sin odios, ni rencores que nos lastimen; nos obligaremos a que en caso de dar por terminado el contrato, lo haremos en la forma tan maravillosa con la que iniciamos la relación; gustosamente y con ese palpiteó emocionante, con el que supimos que estábamos enamorados.

Estableceremos en nuestro contrato, que mientras dure su vigencia, el amor irá cambiando, irá creciendo, ira convirtiéndose en algo diferente. Nos comprometemos a reconocer que el amor cambia todos los días, todos los meses, los años y hasta en las décadas si éste perdura; comprenderemos que no era lo mismo amarnos cuando éramos jóvenes, que cuando se es adulto o cuando uno está próximo a morirse; sabremos distinguir que la preocupación, el estrés, el silencio, no significa desamor o incumplimiento al contrato, sino por el contrario,  es una forma de experimentar como sobrevive uno a ese amor.
Estableceremos en nuestro contrato varias clausulas. Quizás uno de esos pactos, será soportarnos todos los días, todos los malos ratos, entender nuestro carácter, saber de antemano que la personalidad jamás cambia, que podremos mejorar nuestros hábitos, pulir nuestras virtudes, que lo importante para poder cambiar y no dañar la relación, será reconocer nuestros vicios, para que con sabiduría y prudencia, irlos corrigiendo, aunque nos cueste, aunque luego se nos olvide, pero corregir aquellos pequeños detalles, que nos permitan ser mejor persona para nosotros mismos y también, para la persona que nos ama.
Ese será nuestro contrato de amor; en el, escribiremos cada una de esas líneas con nuestros más puros sentimientos; escribiremos que el amor, es el sentimiento, mas grande, más noble, el más bello; declararemos en nuestro pacto, que el amor, no se limita a la persona que amamos, sino también, a todo lo que amamos.
Y amaremos a nuestros hermanos, a nuestros hijos, a nuestros padres, a nuestros amigos; amaremos a nuestro vecino, al semejante, a nuestra ciudad; amaremos a la nación y al mundo entero; amaremos a los libros, a los audios y los filmes; amaremos el pasado, el presente y el futuro; amaremos en la riqueza y en la pobreza; en la salud y en la enfermedad; en el día y en la noche, en cada día de la semana, en cada mes y en cada año en que vivimos. Amaremos al mundo, a la mascota, a la planta, al chorro de agua, al canto del grillo, al ladrido del perro y el maullido de ese gato chillón; amaremos al frio y también al calor, en la comida y en el hambre; y a nuestros cuerpos también amaremos, lo acariciaremos, lo cubriremos, cundo tengamos ese apetito carnal de satisfacer el instinto de seguirnos conociendo.
Nuestro contrato de amor, se renovara automáticamente, en cada instante, en que nos sigamos amando y seguirá aplicando también, en forma respetuosa, cuando nos dejemos de amar.
Ese es el amor, amar sin importar que te amen; amar, siempre, con respeto.

domingo, 5 de febrero de 2012

EL "CANDIDATO DE LAS IZQUIERDAS" EN LA DELEGACION CUAUHTEMOC


Arrancan las precampañas para la elección del futuro Jefe Delegacional en la demarcación territorial Cuauhtémoc, Distrito Federal. Las páginas web de los partidos PRI y PAN, nada dicen al respecto. El único partido político que ya arrancó su precampaña, es el PRD.  ¡He aquí el reporte¡.
La Delegación Cuauhtémoc cuenta con una superficie territorial de 32.69 kilómetros cuadrados, de los cuales, todo su territorio es suelo urbano. En razón a ello, cuenta con treinta y cinco colonias, siendo estas: Algarín, Ampliación Asturias, Atlampa, Buenavista, Buenos Aires, Centro, Centro urbano Benito Juárez, Condesa, Cuauhtémoc, Doctores, Esperanza, Ex Hipódromo de Peralvillo, Felipe Pescador, Guerrero, Hipódromo, Hipódromo de la Condesa, Juárez, Maza, Morelos, Obrera, Paulino Navarro, Peralvillo, Revolución, Roma, Roma Sur, San Rafael, San Simón Tolnahuac, Santa María Insurgentes, Santa María la Ribera, Conjunto Urbano Nonoalco-Tlatelolco, Tránsito, Valle Gómez y Vista Alegre.
La Delegación Cuauhtémoc, cuenta con una población de 531 mil habitantes, aunque seguramente, transitan por sus vialidades, reforma e insurgentes por citar solo uno de ellas, así como por los medios de transporte público masivos, metro y metrobus, por citarlos también, la cantidad exorbitante de cinco a siete millones de personas que se movilizan diariamente por esa demarcación. ¡Es una delegación monstruosa¡. Circula no solamente en su suelo, millones de personas, sino también, parte de la riqueza que concentra la Ciudad y el país entero.
La administración pública de la Delegación Cuauhtémoc, comprende seis “Direcciones Territoriales”, “Centro Histórico”, “Tepito-Guerrero”, Santa María-Tlatelolco”, “Roma-Condesa”, “Obrera-Doctores”, “Juárez-San Rafael”; así como también, quien resulte electo Jefe Delegacional, podrá designar entre sus colaboradores, a 1 Secretario Particular, 1 Coordinador de Asesores, 2 Asesores, 6 Directores Generales, 14 Directores de Área, 46 Subdirectores y 85 Jefes de Unidad Departamental; eso sin omitir otras 200 plazas entre Enlaces y Lideres Coordinadores de Proyectos. El Presupuesto anual que ejerce, según los reportes del INEGI, es de 1,896,millones de pesos. Todos estosdatos pueden ser corroborados, visitando el portal de transparencia de la pagina web de la delegación.
Los precandidatos que aspiran a gobernar y administrar esta Demarcación Territorial, son cinco.

Alejandro Fernández Ramírez, quien cuenta con una formación académica de Biólogo por la UAM y Licenciado en Administración por la Universidad del Valle de México; fue Representante del PRD en el Consejo Distrital de la Delegación Cuauhtémoc en el año 2000, después fue Presidente del PRD en la Delegación Cuauhtémoc; para el año 2007, brincó a la administración pública delegacional, siendo Director General de Participación Ciudadana y desde 2009, se desempeña como Director General de Desarrollo Social. Por cierto, su nombre y su fotografía circulo en varias mantas colocadas en las principales vialidades de la Delegación Cuauhtémoc, anunciándose en su cargo público en relación al Informe de Gobierno rendido por el C. Delegado. Otro dato importante de su carrera política, fue haber llevado a cabo en julio de 2011, en un mitin celebrado en la explanada del Monumento a la Madre, donde anunció su aspiración a la precandidatura, con el respaldo de la Agrupación “Izquierda Democrática Nacional” de dicho partido. Se dice que una de las promotoras en la obtención de su candidatura, es la precandidata a Senadora Dolores Padierna Luga, la esposa de aquel polemico diputado desaforado por sus ligas, con motivo de los "video escandalos" que presentara un empresario argentino extorsionado, apoyado y después abandonado por el ex Presidente Carlos Salinas de Gortari y también el ex Senador Diego Fernández de Ceballos..

El Diputado Mtro. David Razo Aznar, de impresionante curriculum académico, Licenciado en Economía por el ITAM y maestro por la Lond School of Economics and Political Science, consultor del Banco interamericano de Desarrollo y Brookings Institution; dentro de la Administración Publica ha sido Titular de la Unidad de Incorporación al Seguro Social en el IMSS y en su trayectoria política, fue electo diputado por el Partido Democracia Social, mismo que perdió registro, sumándose al PRD en la actual legislatura; actualmente Presidente la Comisión de Derechos Humanos en dicha Asamblea Legislativa. Sin duda alguna, todo un “Tecnócrata” de “Izquierda”. (¿?). El precandidato con mayor preparación para administrar la demarcación y por ese detalle, el que menos posibilidades tiene. Lo anterior dicho, por la lamentable adversión que tienen algunos militantes por algunos cuadros de perfiles nada populares.

La Lic. Virginia Jaramillo Flores, también con trayectoria académica, experiencia en el servicio público, en el “tercer sector”, así como en la política. Es Licenciada en Trabajo Social y actualmente Académica por la Escuela Nacional de Trabajo Social de la UNAM.  En el año 2000 fue Diputada local, en el 2003 Jefa Delegacional en Cuauhtémoc; recientemente fue Directora de Programas Estratégicos en el GDF; su experiencia en el “tercer sector” ha sido como Directora General del Centro de Atención para Adultos Mayores en Hungría y actualmente, preside la Asociación “Vanguardia por la Justicia y la Felicidad”.  Sin duda alguna, el hehco de ya haber sido Delegada, le da a sus competidores, una ventaja en cuanto a su experiencia en la gobernanza de dicha demarcación. Actualmente, también se encuentra registrada como precandidata a la diputación federal por los partidos PRD y PT. Es decir, sino queda como candidata a delegada le queda la otra opción y si queda como candidata a diputada federal, entonces, deja su aspiración a la jefatura delegacional.

El Diputado Federal Agustín Guerrero Castillo, con estudios de Licenciado en Economía, Diputado local en el 2006 donde se desempeñó como Secretario de la comisión de Gobierno; al parecer no cuenta con experiencia en la administración pública, sino que su carrera ha sido en la “lucha social” desde 1977, participando políticamente en el extinto Partido Mexicano de los Trabajadores PMT, al lado de Heberto Castillo y Demetrio Vallejo, también fue Presidente del PRD en el Distrito Federal cuando Andrés Manuel López Obrador era Jefe de Gobierno y designado por este último, como Coordinador de la brigada “Generalísimo Morelos” por la defensa en el petróleo, en el año 2008. Actualmente es diputado federal y promotor de la reforma politica en el Distrito Federal.  No le veo posibilidades.

Finalmente, Rita Cecilia Contreras Ocampo, de una formación académica desconocida, que motivara incluso un recurso de revisión en el INFODF por no haber proporcionado el Ente Publico la información que se le requirió, alegando que se trataba de datos personales.  Se desempeño como Asesora en la Asamblea Legislativa del Diputado Guadalupe Ocampo y fue Directora de Apoyo Vial en la Secretaría de Transportes y Vialidad; recientemente, Vicepresidente del Consejo Estatal del PRD. ¡Tampoco le veo posibilidades¡.
Todos ellos, serán electos a mas tardar el 21 de marzo del 2012, cuando el Partido de la Revolución Democrática, tenga ha bien designar, posiblemente con el “método de la encuesta” quien será el “candidato de las izquierdas unidas” en dicha demarcación.
No sé porque lo presiento, pero para mi la contienda será entre Alejandro Fernández Ramírez y Virginia Jaramillo Flores; y no tengo facultades de vidente o "pitonisa" para predecir el futuro; pero para mi, que será Alejandro Fernández el candidato designado.   ¡Sino, al tiempo¡
¡Total¡ … falta lo que diga el electorado; … pues el Partido decidirá quién.

Posdata. Nadie me pago por este blog.  ¡Voten porquien se les de su gana¡ ...