miércoles, 22 de diciembre de 2010

EL CARTEL DE LOS SAPOS (COLOMBIANOS)




El Cartel de los Sapos es una serie producida por Televisión Caracol, que tiene como contexto la política, el derecho  y  medios de comunicación en torno a los efectos de la mafia, la empresa criminal,  o bien la llamada   en terminos jurdicos, como  “delincuencia organizada” colombiana.
Es una serie de televisión que en verdad dudo, que algún día la televisión mexicana pueda realizar su propia versión mexicana, aunque reconozco que la primera vez que vi, ese país en el que suceden los hechos de la trama, no era la natal Colombia de Andrés López, autor y personaje principal de la trama, sino que ese país, era México.
LA HISTORIA
La obra debería llevar consigo un acordeón, tipo árbol genealógico, pues sería el instrumento ideal que nos explicaría en forma didáctica, el ascenso y sustitución de algunos de los capos de la droga. El primero de ellos, el Capo de todos los capos colombianos, Pablo Escobar, quien prófugo de la justicia, es perseguido por el ejército, la policía colombiana, la DEA y también, por la banda de los “Pepes” (Perseguidos por Pablo Escobar); una vez capturado y ejecutado el principal cartel de la droga en Colombia, la sustitución de este es inminente, por conducto de uno de sus captores, los hermanos Villegas.
La oportunidad histórica de dar por terminado el “negocio” de la droga en Colombia, se vio frustrado, cuando los Hermanos Villegas, intentan convencer a sus “socios” y “amigos”, sobre el momento de retirarse, aceptar la amnistía que el Estado colombiano ofrecía y con ello estar en posibilidad de gastar la “platica” que obtuvieron tantos años “traquetando”. Pero esa propuesta fue impugnada, por la aparición del nuevo cartel encabezado por Oscar Cadena, quien con una generación de jóvenes “traqueteros”, el “Pirulo”, “Navaja”, “Pepe Cadena” y el “Fresa” no aceptan el retiro forzoso, dando con ello pauta a la división de carteles y con ello, el inició de la primera guerra de carteles.
Oscar Cadena el narco protegido por el Coronel Gutiérrez, representante de las fuerzas armadas de Colombia, emprende con el apoyo de este la guerra de narcos, lanzando toda la fuerza el Estado para la captura de los líderes del cartel del Pacifico. Fue así con un aparatoso operativo, caen aprehendidos por las fuerzas armadas de Colombia, los hermanos Leonardo y Emanuel Villegas, Nacho Sotomayor; quedando prófugo Oscar de la Cruz, quien después decidiría entregarse.
Oscar Cadena también logra negociar con el Coronel Gutiérrez, la entrega de algunos de sus “socios”, a fin de que estos pasaran por la cárcel, a cumplir una condena de cinco años, siendo estos los narcotraficantes “capturados” por el ejército colombiano, “Navaja”, “Pirulo” y “Fermín”. Oscar Cadena controla también que el narcotráfico colombiano no se vea tentada ante las propuestas de la DEA a no “sapear” a sus compañeros, por ello ejecuta a don Humbert, prospero empresario colombiano que había tenido acercamientos con un Agente de los servicios de inteligencia de los Estados Unidos. Finalmente, Oscar Cadena, jefe de los capos colombianos, cumpliendo con lo pactado por el Coronel Gutiérrez representante del Estado Colombiano,  entrega a uno de sus principales colaboradores, el “Negro Apolinar Santilla” barquero que se dedica de exportar la “merca” a los Mejía; hecho lo anterior y para sorpresa de todos, don Oscar también decide entregarse.
Oscar Cadena se convierte en el principal narco Colombiano, aún desde la prisión, controla sus redes que le permiten seguir exportando droga por los “Mejía” (México), inclusive, manda a sus “pupilos”, “Pepe Cadena” y el Fresa” a Miami Estados Unidos, para que ellos puedan  “vivir bien”.  Ahí en la prisión encuentra a su cuñado don “Julio” esposo de su hermana Amparo y uno de sus principales socios fundadores. Ahí desde la cárcel, viviendo en lo  que parecen suites o lujosos departamentos, don Oscar Cadena, a quien le disgustaba le dijeran “patrón”, muere también ejecutado por uno de los Hermanos de la Cruz, el “Doble rueda”; quien vengando la muerte de su hermano, lo asesinan en su celda, de esa manera, el segundo jefe de todos los capos colombianos, también moría.
Esa es la historia del Cartel de los Sapos, pero como toda buena historia que es la vida real, siempre superando la ficción, la dinastía Cadena, presidida por los hermanos Amparo, Conrado alías el “mochito” y “Pepe”, ahora sin la presencia de su hermano mayor, fue protegida, por uno de los lugartenientes más sanguinarios de Oscar Cadena, el temible “Cabo”, un criado pistolero que parece estar inspirado en narcos mexicanos, hombre práctico, por momentos cómico, agradable y temible; y quien a lo largo de la historia, su personaje se transforma al grado de convertirse, en forma gradual en el capo de todos los capos.  Esto no lo hubiera hecho, sin el apoyo de sus amigos, otros sicarios igual de sanguinarios, Kevin quien fue  ejecutado por los de la Cruz y “Guadaña”, su entrañable amigo, quien en vida le obsequio un puerquito a su jefe y amigo del alma, encontrándole a éste su lado humano y sentimental.  
El “cabo” empoderándose del cartel que le fue heredado por don Oscar Cadena, decide continuar la guerra justiciera para vengar la muerte de su patrón; de esa forma, caen abatidos los hermanos de la Cruz autores intelectuales y materiales del homicidio; después de ello, en sus aras de jefe temible y sanguinario, el “cabo” decide declararle la guerra a todos los “sapos” que pueden traicionarlo, de esa forma, dirige toda su furia para destruir a “Revolver” y a “Samuel”, después en perseguir al “Fresa”. Posteriormente, ya con mayor cercanía y confianza con la familia Cadena, emprende una relación amorosa con doña Amparo, para entonces, convertirse a todas luces, en la verdadera amenaza de la mafia colombiana.   
El cartel de los sapos o mejor dicho, el cartel sin cartelera, es el “Fresa”, quien acorralado por los policías de la DEA, se asocia con ellos, para poder delatar a sus antiguos compañeros y con ello negociar una sentencia corta, por los delitos de tráfico de drogas que se le atribuye. No era para nada más, allá en los Estados Unidos, “Pepe Cadena” traiciona a su viejo amigo y decide sacrificarlo para que lo capture la DEA, a cambio de ello, debe pagar una “cuota” a un informante de la DEA, FBI, CIA, Inmigración y de todo aquello que represente el gobierno de los Estados Unidos, a cambió de este costo o pago por protección, se le ofrece inmunidad, para seguir gozando de su dinero y pasearse en sus anchas por las calles de Miami; sin embargo, al seguir delinquiendo, una nueva investigación se abre en contra de Pepe Cadena, esta vez, por elementos del FBI, quien en un aparatoso operativo, capturan a “Pepe”, posteriormente, a David Paz y a dos agentes de la DEA, de esta manera, como buena historia de “policías y ladrones”, de “buenos” y “malos”, son los agentes de la DEA, quienes emprenden la cruzada para acabar el narcotráfico colombiano, todo ello obviamente, con el apoyo del “sapo” mayor, del cartel, insisto, “sin cartelera”.

Lo mejor de la historia es obviamente, el final. Los agentes de la DEA logran ubicar en Panamá a los hermanos Cadena, doña Amparo y Conrado; posteriormente, con el apoyo del ex Coronel Gutiérrez, capturan y Fermín; de esa forma, mientras el Cabo continúa con su guerra contra los sapos, el “Fresa”, se convierte sin darse cuenta, en un elemento valioso de la corporación antidrogas de los Estados Unidos.  La captura de hampones continúa, Buñuelo es aprendido en Cuba, al tratar de viajar a México con una identidad falsa, lo mismo que Pirulo, que de nada sirvieron sus cirugías plásticas que le cambiaron su rostro, al ser aprehendido en Brasil.
REFLEXIONES SOBRE EL CARTEL DE LOS SAPOS
La serie de televisión deja muchas cosas para la reflexión.
En primer lugar, todo aprendiz de política, criminología y derecho debería ver esa serie de televisión, para estar en posibilidad de entender, las entrañas o el núcleo de la empresa criminal que es el narcotráfico.
Cuando me refiero a las “entrañas” o “núcleo”, me refiero, a la sustancia, al fondo, a las causas, motivos, emociones, experiencias, aspiraciones, necesidades, circunstancias, de todas las personas que participan en esa empresa. Desde la traficante, hombre o mujer, sus familias, pasando por el distribuidor, el transportista, hasta el jefe de la empresa o “capo mayor”, sin olvidar desde luego, a las columnas con las cuales el jefe impone su ley y la disciplina dentro del cuerpo colegiado, me refiero a los temibles sicarios.
En segundo lugar, esta serie debería analizarse con el enfoque político. Pues deja claramente, al menos así lo demuestra el caso Colombiano, la complicidad entre el Estado y la mafia. Pero ante todo, la supremacía del Estado para imponerse sobre sus criminales, al grado tal de encarcelarlos por muy poderosos que estos sean, aunque claro, no de la forma ejemplar y eficaz que debería ser, pues en la captura, esta la negociación “ilícita”, de “moral cuestionada” que el ejército colombiano hace para proteger y perseguir a determinados carteles, en fin, la demagogia y la hipocresía política, una policía que supuestamente “captura” a sus delincuentes, en operaciones de supuesta “inteligencia”, cuando realmente, son los delincuentes quienes capturan a sus policías, con sobornos, a cambio del encubrimiento y protección de este, incluyendo, “vacaciones” pagadas en las cárceles colombianas, para poder calmar al Presidente de la nación y también la opinión pública, inclusive en cierta medida, satisfacer las pretensiones punitivas de los americanos.
El enfoque político es muy importante en esta serie de televisión. Pues también se observa las relaciones de mando y subordinación que se dan en este tipo de organizaciones. El caso demuestra como un vil criado como era el “cabo”, termina siendo en el jefe de un cartel. Otra de las enseñanzas que deja la serie de televisión, la cabeza encarcelada y/o ejecutada, es sustituida por el segundo en el mando, que no necesariamente recae en un familiar, sino en un tipo que debe ser el más “sanguinario” de todos. Esto significa, que el ascenso dentro de la pirámide delictiva del narcotráfico colombiano, no opera en razón al linaje, sino en las “agallas” de sus malhechores.de esa forma, el mas “malo” o mejor dicho, el “más cabrón”, es el que sustituye al jefe, cuando éste muere o se encuentra encarcelado, (en los Estados Unidos).
Tercero, el enfoque jurídico también deja mucho en esta serie de televisión; iniciando primero con la actitud de los criminales ante las autoridades policiacas y jurisdiccionales de Colombia en relación con la de los Estados Unidos, pues mientras con los primeros, tratan con “cuates” o cómplices, con los segundos, se comportan como unas verdaderas “seditas”, capaces de delatar o “sapear” a cualquiera de sus compañeros, amigos o familiares. No es para más, el encierro en las prisiones americanas no se comparan con el de las cárceles colombianas, donde existen los favores y privilegios que pueden comprar comodidades que no obtendrían en las cárceles americanos. El comportamiento ante los fiscales y jueces también es diferente, pareciera que en los Estados Unidos, aun pese a sus problemas de corrupción que la serie también los trata, son ejemplares, pues el ideal de justicia, honestidad, pero todo la responsabilidad policiaca para perseguir a criminales, se pone de manifiesto y se enaltece en la serie, aun cuando esos principios, hablar tan sólo de ellos, pudiera parecer mera fantasía conforme a la moral latinoamericana, llena de antihéroes o de reconocimientos sociales para los “bandidos”.
La negociación jurídica, es decir la capacidad que tienen las autoridades policiacas y judiciales para pactar las penas con los delincuentes, es un tema que debería discutirse en los círculos académicos y legislativos de países como el nuestro. La cuestión pragmática quizás no sea el problema, pues pareciera ser la solución para hacer una policía eficaz en la captura de delincuentes; el problema radica en una cuestión de índole moral o ética; ¿Puede el Estado que representa la legalidad, la justicia, la honradez, la imparcialidad, pactar con bandidos, ofreciéndoles a estos impunidad o el “perdón” de sus faltas o delitos, a cambio de delatar o entregar a sus compañeros?. Para ser más demostrativo, imaginemos el siguiente ejemplo. Sera ético, dejar en libertad o reducir la sentencia de un narcotraficante, para poder aprehender a diez o a veinte o a más narcotraficantes.
Pero la reflexión más importante y mas grata que me llevo, es saber que la televisora colombiana “caracol”, ha podido producir una serie de televisión que además de ser didáctica para los estudiantes de criminología, derecho y política, sirve para quitar el horrible tedio. Una historia que podía verse en un maratón de 48 horas, entretenida, divertida, interesante, como nunca antes había visto en la historia de la televisión (mexicana), llena de melodramas de cenicientas o de copias de series extranjeras que ya probaron suerte en el mercado internacional.
Creó que la televisión mexicana debería apostar a contar historias reales, que reflejen la verdadera sociedad mexicana y no el paraíso mágico, que ofrecen sus principales programas. Sería bueno que las televisoras lo hicieran, así no solamente ofrecerían una buena opción en la industria del entretenimiento, sino también, les daría la oportunidad, a nuevos escritores, guionistas, directores, actrices y obviamente, a un público consumidor, ansioso de encontrar en la televisión nuevas historias que escuchar.
Mientras eso corre en el país, espero la segunda temporada del cartel … consumiendo productos colombianos, que por momentos, me recuerde a mi México caribeño.


domingo, 5 de diciembre de 2010

MEXICO: PAIS DE MENTIRAS





Pais de Mentiras. Obra de Sara Sefchovich. Investigadora del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México, nos expone un ensayo que trata de explicar la problematica de este país tan contradictorio, su tesis fundamental radica, en que la forma de gobernar esta basada en un principio sólido: Mentir. Un gobierno y una sociedad que ha hecho de la mentira, su principal soporte para gobernar e instrumentar cualquier plan, organismo, ley, programa, estadística, discurso, basado en la mentira.
"¿Existe sobre la faz de la tierra algún país que cuente con los mejores leyes, con mas instituciones (secretarias, subsecretarias, procuradurías y fiscalías, institutos y organismos, comités y consejos) y que haya firmado tantos convenios y acuerdos nacionales e internacionales a favor de todas las causas, las buenas, las mejores y las excelentes?".
Ante los complejos problemas por los que pasa el país, el desempleo, el deterioro al medio ambiente, la violación de los derechos humanos, la inseguridad publica, la corrupción; existe una solución para resolver los grandes problemas nacionales. ¡Mentir¡, ¡Seguir mintiendo¡,  Crear los instrumentos mediante los cuales se soporta la mentira. Dichos instrumentos son, la Burocracia y la promulgación de leyes.
La burocracia nace con la creación de nuevas oficinas de mayor a menor rango, con mayor o menor numero de funcionarios, todos ellos destinados a ocuparse a resolver los problemas por los cuales pasa el país, que van, como dice la autora, desde la contaminación ambiental, hasta la violencia contra las mujeres, desde la supervisión de obras publicas hasta la promoción del turismo; y en razón a ello, habrá secretarias de todo, desde el Desarrollo Social, Medio Ambiente, hasta Salud; Institutos de cualquier cosa, desde seguro social hasta cuestiones electorales; Comisiones también de todo tipo, desde agua, áreas naturales, defensa de los usuarios de las instituciones financieras, hasta arbitraje medico; más y mas comisiones, que en el discurso político, sirven para solucionar el problema.
Promulgar leyes es la otra forma mediante el cual se soluciona el problema. Leyes y mas leyes para todo lo imaginable. Para garantizar el derecho de los mexicanos a la salud, la educación, la alimentación, el trabajo, hasta para garantizar el derecho a la cultura; leyes de responsabilidad social para las empresas, para los pequeños y medianos productores y comerciantes, para proteger a los trabajadores, para erradicar la violencia intrafamiliar, en contra de la pornografía infantil, de los derechos de los niños, delincuencia organizada, hasta una ley para el dialogo, la conciliación y la paz digna en Chiapas. 
Existen mil y una forma de mentir. Se han usado todas las distintas formas de mentir y otras más, que no se han inventado siquiera. Algunas de estas formas van desde prometer y no cumplir, hasta decir verdades a medias, tergiversar o de plano ocultar los hechos; utilizar números, alardear, pretender, minimizar, descalificar, hablar demasiado, enredar, no dar información, decir verdades a medias, dar versiones diferentes, no llamar las cosas por su nombre, cambiar el significado de las palabras, ponerle nombre nuevo a lo viejo, abusar de las palabras, soltar chismes y rumores, usar doble discurso, guardar silencio, no ver ni oír, diluir la responsabilidad, echarle la culpa a otro, defender a los propios, apelar a un nosotros, apostar al olvido, apurarse y no apurarse, el cinismo, la transa, la manipulación de imagenes, más de lo mismo; en fin, cada una de las distintas formas de mentir, se encuentran perfectamente documentadas en este libro, con ejemplos claros y veraces, que ilustran las distintas formas en las que se sostiene la mentira. 
Sara Sefchovich expone también cuales son esas grandes mentiras. Ficciones para exportación, como hablar del respeto al medio ambiente, la diversidad o nuestra democracia; engaños para el consumo interno, como decir que la educación es una prioridad, o tener una economía sana, o que existe nación e identidad; y hasta mentiras graves, como las simulaciones para todos y la que califica la mentira mayor, la impartición de justicia. Esta ultima, si es una mentira inocultable en el ámbito jurídico. Un sistema de impartición de justicia del cual, ninguna persona tiene derecho a que se le administre justicia, ni esto sucede de forma pronta y expedita, ni tampoco de forma imparcial y completa, ni mucho menos gratuita; citando a Miguel Carbonell y Enrique Ochoa Rizo, nuestro sistema de justicia es fallido, no sirve para atrapar a los criminales mas peligrosos, genera impunidad y corrupción, no garantiza derechos fundamentales ni de las victimas, ni de los acusados, no establece incentivos para la investigación profesional de los casos, y por su pobre desempeño, resulta muy costoso.
Como se explica la mentira. Primero no hay que definir el problema, dejarlo a la ambiguedad y a la interpretación de todos, para que cualquier persona aprovechando esos "huecos legales" pueda eludir su responsabilidad. Segundo. No hay que evaluar, no crear ningún mecanismo e instancia para la rendición de cuentas, ni para revisar si se cumplieron las promesas, los planes, o si se hizo lo que se dijo. Tercero. No actuar, es decir, una regla del sistema político que premia al que se queda quieto y castiga al que se mueve, pero lo que oculta realmente, es "no meterse en problemas". Cuarto, irse por lo superficial, crear obras e inaugurar estatuas, plazas, fiestas. Quinto, no preveer, no pensar en largo plazo. Sexto, improvisar, así sucesivamente la investigadora expone cada una de los pilares en los que se sostiene la mentira.
"La cultura mexicana no sólo genera y permite sino que exige, aplaude y premia ese modo de funcionar. Si en México se miente es porque se puede mentir y más todavía, porque se tiene que mentir".
La mentira tiene su razón histórica desde la conquista. El sometimiento violento que hizo hasta lo imposible por liquidar a las civilizaciones que existían en nuestro territorio, a su religión, costumbres y tradiciones, a las que humilló y descalificó, a cambio de aceptar la superioridad impuesta de los valores europeos. Los antiguos mexicanos aprendieron a "ocultar" su cultura, aprender un nuevo idioma para decir aquellas cosas que sus conquistadores querían escuchar, esta forma de aprender a mentir, se mezcló con la cultura autoritaria tanto de españoles como mexicas, la cultura política en la cual existe un gobernante que manda y decide y es dueño también de todo el poder. tlatoanis, virreyes, presidentes y caciques... (voceros de la mentira).
La razón lingüística de la mentira es clara también, al decirnos porque los mexicanos aprendimos a mentir. A decir lo que no pensábamos y a no decir lo que si pensamos. Aprender a decir las cosas de manera rebuscada, dándole muchas vueltas. Aprender que las palabras sirven para enredar, tergiversar, ocultar. A utilizar esas dos funciones de la palabra falsa: crear una realidad y también un discurso vacío.
No, no es un gen. Mentir es un código que se volvió necesario porque es ha vuelto la única forma para ejercer el poder y la autoridad, para gobernar y mantener el orden, para impresionar, para legitimarse, para estar a la altura de un modelo ideal de cómo deben ser las cosas, para conseguir el aplaudo y el elogio, para hacer creer, para salir del paso, para llenar un vació, para evitar o al menos atenuar los conflictos de una cultura a la que no le gusta que ellos salgan a la luz, para dar esperanza, para conseguir un empleo, para recibir un apoyo, para vivir en sociedad.
En fin, Sara Sefchovich expone una gran trabajo que aporta una forma mas para interpretar, para explicarnos, justificarnos, entendernos, criticarnos y observarnos, porque este país es la eterna promesa de ser otro, porque en este país, mi país, las cosas siguen igual o quizás peor que antes; ¿En que hemos fallado?, ¿Qué debemos hacer para realmente cambiar?. Yo creo que al menos, la autora nos brinda una respuesta veraz para salir de esta mediocridad de patria, la respuesta es: ¡Dejar de mentir¡.





lunes, 29 de noviembre de 2010

HISTORIA DE UN SOCIODRAMA JURIDICO (PRACTICA ACTIVA PARA LA ENSEÑANZA DEL DERECHO)



Que difícil es enseñar el Derecho. Sobre todo, porque la forma de transmitir el conocimiento jurídico, ha sido siempre de manera tradicional. Un proceso en el cual, el profesor inicia un monologo, en el que "todo lo sabe y sino lo inventa"...y el alumno, en forma pasiva, se limita a sólo escuchar, logrando interactuar poco con el maestro.

Esta vez, el reto fue mas complejo. ¿Como diseñar un curso de derecho notarial y registral mediante la vía del sociodrama?. ¿Como enseñarle a mis alumnos, lo que durante diez años me he dedicado a enseñarles?. El notario, el documento notarial y el Registro Publico de la Propiedad. ¿Como llevar a cabo, una forma de enseñar, en el cual, los alumnos aprendan a "experimentar el derecho", y a desarrollar otras habilidades que complementen su formación como futuro profesionista?. Sabia perfectamente que tenia que hacer un sociodrama, pero cuando inició el curso, aun no lo alcanzaba a visualizar...Su diseño fue mitad planeado e improvisado, se dio gradualmente, hasta finalmente alcanzar la cúspide con el concluimos: ¡Un juicio civil oral¡.

Las doctrinas pedagogicas de los últimos años son contundentes y obligan a todas las escuelas a cambiar el paradigma educativo que los rige. Howard Gardner ha definido la inteligencia como "la capacidad para resolver problemas", lo que implica que toda persona que aprende, debe desarrollar la habilidad de solucionar sus problemas. Luego entonces, creo que la enseñanza del derecho ha caído en el error de transmitir el conocimiento jurídico conceptual, a través de un cumulo de definiciones, los maestros imparten cátedra y aplican sus examenes, a través de preguntas y respuestas. "Mencione"..."Explique"..."Defina" ... De tal forma, que el estudiante del derecho aprende la definición de propiedad, delito, contrato, pero al no "experimentarlo", no es capaz de distinguir una propiedad o una conducta delictual o contractual. El estudiante tradicional, "memoriza" definiciones, inclusive hasta los artículos de la ley o de la constitución; pero no logra en algunos casos, entender, comprender, analizar; mucho menos, aprende a discutir.

Todas las personas tienen distintas habilidades y creo que el peor error del sistema jurídico tradicional de la enseñanza del derecho, ha sido precisamente, "igualar a todos", como si tuvieran la misma inteligencia. El mejor alumno es el que saca diez y el peor el que reprueba. Una escala de 6, 7, 8, 9 y 10, mide o cuantifica el conocimiento del estudiante. El maestro, premia al alumno obediente, quizás el disciplinado, el que aprende sus definiciones y memoriza los artículos de una ley; lamentablemente, castiga al rebelde, al creativo, al critico, al que pregunta mucho. Los alumnos por su parte, se vuelven diestros en "engañar a sus maestros", algunos de ellos utilizan métodos persuasivos para corromper la imparcialidad y objetividad del docente que les permita obviamente influir en la calificación, en otros casos, sabe que con "memorizar" o hacer un buen acordeon, que les permita copiar fiel y exactamente la respuesta correcta y exacta, como le gustaría leerla al maestro.

La enseñanza del derecho debe cambiar. De eso estoy convencido. la revolución tecnológica obliga a desarrollar en cada alumno, un perfil diferente en el campo profesional. Potencializar en cada estudiante sus distintas habilidades, tan como propone Gardner. Hacer que los alumnos adquieran la inteligencia jurídica lingüística, que les permita escribir y hablar con propiedad. No equivocar conceptos por otros, saber distinguir una figura o institución jurídica de otra, tener el léxico jurídico, es decir un lenguaje tradicional técnico, como el que utilizan muchos abogados. Los alumnos deben tener también la habilidad lógica matemática, que no es mas que el raciocinio jurídico, saber distinguir la estructura de la norma jurídica, la hipótesis normativa y la sanción, la forma de estructurar un argumento, de realizar inferencias correctas y verdaderas; deben tener también la habilidad espacial y cinética, que les permita conocer y desenvolverse en el foro, en una sala de audiencias, en una tribuna, hacer de su imagen, un imán, un punto de referencia, de atracción, también de ejemplo e imitación. Los futuros alumnos del derecho, deben tener también la inteligencia extrapersonal que les permita, desenvolverse socialmente con sus semejantes, "hacer amigos", "conocidos", dejar los rencores y las enemistades, convivir y no hostilizar, buscar los lazos de solidaridad y fraternidad y no los de guerra y hostilidad; y también deben tener la inteligencia interpersonal, obviamente resulta importante, el que cada estudiante logre preguntarse asimismo, que entiende por igualdad, libertad, equidad y justicia. Profundizar esos temas y reflexionarlos, al grado que los llegue a comunicar por cualquier vía a sus semejantes.

Un sociodrama es una técnica mas para enseñar derecho. No es la única, pero considero que es la mas completa. En él, los participantes logran desarrollar sus habilidades, al grado de descubrirse y realizarse en una mecánica de relajo, donde también entra la angustia y la ansiedad, pero a manera de chiste, de experimento. Un sociodrama, es planear un diseño donde el autor del mismo, el profesor, escribe el guión, pero no la historia, las reglas, pero no el juego, la estructura, pero no el contenido.

Y obviamente, es una experiencia gratificante. Ver desde lejos la capacidad de algunos alumnos por discutir, otros por negociar y conciliar, otros por defender su concepto de justicia, otros el de legitimar su fuerza y poderío; otros en cambio, en la incertidumbre de la apatía, del desconocimiento, otros más, de la ceguera y la ignorancia. El sociodrama es la verdadera cara que desnuda al maestro y al alumno. Ambos los hace humanos, con la capacidad de jugar, de enseñar y aprender en un proceso ágil, abierto, flexible.

Este sociodrama me ha dejado muchas enseñanzas. me ha permitido ver el futuro de algunos de mis alumnos. Futuros lideres y triunfadores, otros lamentablemente, en la sombra del anonimato. Lo mas importante de ello, es que este sociodrama, se desarrollo otra inteligencia que es la habilidad financiera, la capacidad de obtener dinero y mas dinero, de despertar en algunos la vocación financiera y emprendedora; otros en cambio, los ha desenmascarado, prediciéndoles su futuro: desempleo, deuda, crisis y bancarrota.

El curso de Derecho Notarial y Registral que se impartió en la Facultad de Estudios Superiores de la Universidad Nacional Autónoma de México se dividió en dos partes. La primera de ellas, con una duración de dos meses, se impartió bajo un sistema de conferencia, en el cual el profesor expuso el contenido del curso, el notario, el documento notarial y el Registro Publico de la Propiedad. En dicho sistema, se promovió la participación interactiva de los alumnos, utilizando las tecnologías de la información como las redes sociales del face boock, donde se aperturo el grupo de "Notarial y Registral Bicentenario" y donde los alumnos y profesor subían la información de la clase. Cada participación tenía un valor de puntos y todos los miembros del grupo, concursaron en un examen para obenerla patente del notario. Examen que consistió en un examen psicológico y otro de conocimientos, de donde salieron cinco finalistas, quienes se les denominaron "aspirantes del notario", estos a su vez, expusieron un tema de clase frente al grupo, hasta que finalmente, el Colegio de Notarios, designo al ganador del concurso. El segundo lugar, fue designado Registrador.

La segunda fase del concurso, arranco propiamente el juego. Se publicaron las reglas del juego, y se designo además del Notario y del Registrador, a otros personajes también importantes. El Juez, el Fisco y el Inspector. Pero lo mas sorprendente de todo, fue cuando se dio el anuncio de que el salón de clases, sobre todo las bancas, se pusieron en venta, apareciendo también la creación de una moneda, nuestro dinero liquido, al que denominamos wachos y cuya característica principal de sus billetes, fue que en la misma, se conmemoraron a ilustres figuras de la Universidad de México, en su centenario de vida académica contemporánea. Justo Sierra, Antonio Caso, Manuel Gomez Morin, Vicente Lombardo Toledano y José Vasconcelos. Cada alumno recibió el dinero que logro acumular conforme a sus participaciones. Quien participó y trabajo mas, obtuvo mayor liquidez, quien no lo hizo, comenzo el juego en la pobreza.

Aparecieron liderazgos. La historia que no estaba escrita, apareció con sus protagonistas. Dos grupos. el Primero de ellos denominado grupo Justo Sierra de 7:00 a 8:00 horas, tuvo como principal característica,su debilidad, pocos alumnos, muchos de ellos despistados, algo indisciplinados por llegar siempre  tarde a clase por tratarse de la primera hora; en cambio los de la segunda hora, grupo José Vasconcelos, fueron mas "despiertos", constituyeron una asociación civil llamada "Nosotros los Ricos" y con miras empresariales, de un día para otro compraron el salón de clases de sus compañeros del Estado de Justo Sierra.

La pasión apareció. Los intereses económicos y hasta justicieros aparecieron de un lado a otro. Los alumnos en el principio pretendieron llevar a cabo contratos de promesa de venta y posteriormente contratos de compraventa para evitar la aparición de fraccionadores. Pero la enseñanza académica se impuso. No era clase de contratos, sino de notarial y registral y por lo tanto, todo acto jurídico genero los impuestos, el pago de derechos y de honorarios que debía de llevarse. Sin darse cuenta los unos y los otros, se aprendió derecho civil a la mexicana, la libertad contractual condicionada a la fe publica del notario y requerida en los créditos fiscales de la intervención del Estado.


El cierre fue espectacular. La compraventa de Justo Sierra se llevo a cabo y los dueños del grupo, fue la sociedad Nosotros los Ricos SA de CV, integrada por los alumnos de los dos grupos.  Cada banca del estado de Justo Sierra costaba al principio 333 wachos, pero terminaron cotizándose hasta ocho mil wachos. De repente, una ciudadana de nombre Mary Carmen protesto y mostró tener mayores derechos que los propietarios, exhibiendo un contrato de compraventa por veintiún bancas y  comprobando que el maestro, le había vendido primero que antes.



El cierre fue espectacular. Un juicio Oral Civil. Mary Carmen contra Nosotros los Ricos. Objetado el Juez, el litigio se llevo en cada una de sus partes procesales. La sentencia finalmente le dió la razón a Nosotros los Ricos. El pez grande se comio al pez chico, aunque me hubiera gustado que la razón y la justicia se hubiera impuesto a favor de Mary Carmen.






El sociodrama se encuentra documentado y obra una memoria fotográfica del mismo. Los resultados son emotivos y contienen información relevante, no solamente para el psique mexicano, sino también, en la pedagogía jurídica, al romper el paradigma de enseñar derecho bajo otra forma distinta de aprendizaje. Al final del curso, hubo valiosas conclusiones, personas quienes no tenían ni 150 wachos, y otros en cambio, acumularon hasta setenta y cinco mil wachos. Alumnos que adquirieron hasta dos bancas y otra, hasta veintiuna y también hubo copropietarios de tres alumnas por una sola banca.

En conclusión, alumnos pobres y alumnos ricos. La mejor manera de entender la riqueza y pobreza y los problemas sociales economicas, politicos y jurídicos que contrae el régimen inmobiliario mexicano.

Ojala todos los grupos de la licenciatura, hicieran su propio sociodrama y entonces, podríamos en la Facultad jugar a una república federal, donde se enseñe y se apliquen los principios de la democracia y la tolerancia que tanto requiere el país; donde sus participantes discutan y logren coincidir en los temas importantes del país. Ojala, algún día, en las paredes de nuestra Facultad, obren las fotografías de estos futuros lideres, como personas dignas de imitar, de aprenderles.

Felicito a todos mis alumnos que participaron en este juego. Los felicito por darse la oportunidad de "abrirse", de "permitirse", de "dejarse ser", de aprovechar la mecánica para hacer a manera de juego, lo que puede hacer a manera "real".

Felicidades a todos, por haber descubierto que la propiedad, la posesión, los monopolios, la mala fe, la personalidad, la sociedad, la escritura, la finca, la contribución, el fraude, la subasta, la licitación, el contrato, la prueba, el juicio, la sentencia, el crédito y la deuda; no son definiciones que hay que aprenderlas de memoria, sino por el contrario, que hay que aplicarlas, para resolver los problemas.

Gracias por jugar. El curso continua. Nos vemos, en el próximo sociodrama.




sábado, 20 de noviembre de 2010

A CIEN AÑOS DE LA REVOLUCION MEXICANA



¿Y cuando se gano la revolución?. ... ¿o acaso, ese movimiento armado y popular que sacudió al país hace cien años, alguna vez triunfó?.

Reflexionemos, tantito ... y hagamos los juicios de valor, objetivos e imparciales, que nos permita determinar, si en México hubo o no revolución. Nada mejor, que iniciar primero, con el significado de dicha palabra.

Revolución significa cambio. vuelta de 360 grados. Es un "antes" y un "después".

Los cambios pueden ser "radicales" o "moderados", "rápidos" o "lentos"; si el cambio es "moderado", llamemosle "Reforma" y si es lento, entonces es "evolución".

Que fue lo que paso en México hace cien años y que es lo que esta pasando ahora, para entonces poder determinar, si hubo o no revolución.

Si por revolución entendemos "cambio", creo entonces, que si hubo tal cambio. Ejemplo de ello tenemos lo siguiente. Un gobierno "porfirista", fue sustituido por otro de "revolucionarios".

El Presidente Porfirio Diaz renunció a la presidencia, luego de haber ocupado la titularidad del Poder Ejecutivo, por más de treinta años, de 1876 a 1880 y de 1884 a 1911; luego la clase política del país, pacto con Francisco Leon de la Batrra la presidencia interina y posteriormente, en el primer gobierno "revolucionario" de Francisco I. Madero, hasta que finalmente, el golpe de Estado al presidente constitucional Madero, contrajó el regreso al poder de los "porfiristas", para tratar de restablecer el viejo orden con Victoriano Huerta, para luego perderlo, gracias a Francisco Villa, quien derrotó a los federales en Torreon y Zacatecas, En consecuencia, se dio la disolución del ejercito federal, la desaparición de poderes, la ocupación de la presidencia de la república, el reconocimiento internacional (del gobierno de los Estados Unidos) y finalmente, la nueva legitimidad, con el reconocimiento de un nuevo orden jurídico, a través de la promulgación de una Constitución de carácter "social", que plasmara los ideales agrarios, obreros y democráticos que inspiraron la revuelta popular. Por ende, en México, si hubo revolución.



Eso no significa que la conducta de algunos revolucionarios fuera "revolucionaria", pues para empezar, muchos tuvieron distintas concepciones de "revolución". Algunos politologos hablan de una revolución "burguesa" encabezada por Francisco I. Madero, Venustiano Carranza y Alvaro Obregón, que fue la que triunfó, ante la facción "social" o "socialista", quien fue encabezada por Ricardo Flores Magón, Emiliano Zapata y Francisco Villa; otros interpretes hablan inclusive, que en el campo militar, fueron derrotados los "sociales" pero en el campo ideologico y sobre todo en la Constitución de 1917, vencieron éstos con sus ideas. 


Otros en cambio, de plano niegan que hubo revolución, al grado de equipararla de guerra civil, periodo de caos, de la "bola" o "Robolución" y que para el colmo de sus desgracias, les tocó celebrar nada menos y nada más, el centésimo aniversario de aquello por lo que nunca creyeron, nada mejor que celebrarlo con un "puente vacacional" dedicado al consumidor, denominado comercialmente, como "El Buen Fin". 

Por otra parte, la "revolución" conlleva también hablar de "revolucionarios". Hubo personajes, que el movimiento revolucionario los transformó. Viejos porfiristas, que de un día para otro, se hicieron "revolucionarios"; hubo casos también, igual de delesnables, iniciaron siendo "revolucionarios", pero terminaron en la opulencia al mas estilo "porfiriano".

La revolución mexicana tiene muchas paradojas. Una de ellas, es que no fue "Marxista", no fue "socialista" o "comunista", las ideas del socialismo científico de Karl Marx y Federico Engels, no tuvieron peso en México y pese que ya había sido publicado una traducción del Manifiesto del Partido Comunista en México, desde años antes del estallamiento de la revolución,  la obra no tuvo repercusiones, pues el lider "radical" de todos, era Ricardo Flores Magón, que ni comunista era, pues inicio siendo "liberal" y terminó siendo anarquista. Sus ideas, de "avanzada", ya habían sido refutadas de "ilusas o "utópicas", cincuenta años atras, por el ideologo y creador, de aquello que llamaron alguna vez, "socialismo científico". Me refiero obviamente, por Karl Marx. 

Asi pues, se dice que la revolución "triunfante", no fue socialista, si no que fue "social", no instituyó el triunfo de la clase proletariada, gobernada bajo su dictadura del Buro del Partido Comunista, de corte popular y antimperialista, pero si hubo algo parecido, la creación de un Estado Nacional, fiel de la balanza, de los burgueses y proletariados, con un discurso social y una forma de gobierno liberal, gobernada, también por un Partido de corte "nacionalista".



La revolución mexicana, emitió varios documentos, que sirvieron por así decirlo, de su "plataforma ideológica". El primero de ellos, el llamado "Programa del Partido Liberal" emitido en 1906; documento que constituye un partido político con aspiraciones democráticas para acceder al poder, quien califica al gobierno de Porfirio Diaz de haber traicionado y corrompido los ideales de la Constitución de 1857, de ser una dictadura que había pactado con el Clero; realiza también consideraciones sobre el obrero mexicano, recién personaje social en el México industrial que acababa de crear el gobierno "cientifico" de Porfirio Diaz, y también critica al sistema político por opresor y haber creado una clase política, corrupta, a quien había que confiscarles sus riquezas. Lo mas radical del programa, fue haber establecido una jornada máxima de trabajo de ocho horas y el pago de un salario mínimo; en el ámbito agrario, propone la dotación de tierras. Siguiendo a este plan, la promesa de Porfirio Diaz en su entrevista con James Crelman, un México democrático, de esperar el día en que a República pueda escoger a sus gobernantes sin peligro de guerras, ni daño al crédito y al progreso nacional, reconocer a un "partido de oposición" a quien vería como una bendición y quien "aconsejaría" y "consagraría" en la inauguración de un gobierno democrático. El Plan de San Luis emitido por Francisco I. Madero en el que se ordena crear comisiones de investigación que dictaminen las responsabilidades de los funcionarios publicos, indemnizar y restituir de las tierras despojadas a sus primitivos propietarios. El Plan de Ayala de Emiliano Zapata en el que establece que al triunfo de la revolución, se instituirían los "Tribunales especiales", en los cuales los hacendados, científicos y caciques "despojadores", reclamarían los terrenos, montes y aguas, que fueran tan pronto posesionados, con las armas en las manos y los títulos de propiedad, a sus legítimos dueños. La expropiación previa indemnización de una tercera parte de los monopolios de algunos poderosos propietarios, para fundar ejidos, colonias, fundos, a los pueblos de campesinos; la nacionalización de los bienes a los científicos, hacendados y caciques que se opusieran al plan. El Plan de Guadalupe de Venustiano Carranza, que desconoció los poderes de la Unión y lo instituyó como "Primer Jefe del Ejercito Constitucionalista", y sus "Adiciones" a dicho Plan que faculta al Primer Jefe, expedir y poner en vigor, todas las leyes, disposiciones y medidas encaminadas a dar satisfacción a las necesidades económicas, sociales y políticas del país, para poder restablecer el régimen de igualdad entre los mexicanos, leyes agrarias que disuelvan los latifundios y restituyan a los pueblos de las tierras que les fueron despojadas, legislación para mejorar la condición del obrero, del minero, de las clases proletarias, la revisión de leyes a la explotación de minas, petróleo, aguas, bosques, y las reformas políticas que garanticen la verdadera aplicación de la Constitución.



La ideología de la revolución mexicana, es "reformista", no es radical. Parte del principio que el triunfo de la revolución implica reivindicar la Constitución de 1857, es decir, un sistema político liberal y democrático. En el terreno económico y social, no existe el concepto de la destrucción de la burguesía, como propondrían años después los rusos con Lenin en la revolución de octubre en Rusia, sino que sólo se conforma con una "tercera parte" de sus riquezas, para poderla repartir al pueblo; su concepto de propiedad privada es característico de una sociedad liberal e individualista y no de una sociedad socialista que es igualitaria, el derecho del propietario es imprescriptible y les faculta el reivindicar lo que es suyo, de lo que fue despojado, ese el pensamiento zapatista, "el mas radical de la revolución mexicana", viva la propiedad privada. "¡Tierra y libertad¡". Un régimen social donde se respete y conviva la propiedad de algunos latifundistas, con los ejidos o colonias de campesinos. El pensamiento ideológico de la revolución es por lo tanto  legalista, "apegado conforme a derecho", regresar al orden jurídico, es el ideal de quien se autodenomino el "Jefe de la revolución", un exporfirista convertido en "revolucionario", quien propone como receta mágica para solucionar los problemas del país, el expedir leyes y mas leyes, que atiendan dichos problemas, hasta llegar finalmente, a la emisión, de un nuevo orden constitucional.



 ¿Cuando se gano la revolución?. La revolución nació como muchas cosas que hacen los mexicanos, heroicas batallas, con el miedo al triunfo y el masoquismo de perder. El jubilo justiciero, la "fiesta de las balas" como calificaría Octavio Paz,  la "bola", el momento en que el Méxicano descubrió su "propio ser", y construyó, un proyecto de nación, de identidad. La Revolución es el cine del "Indio" Fernandez, con María Felix y Pedro Armendariz, es la literatura de Mariano Azuela y Martin Luis Guzmán; es el mural de Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros, José Clemente Orozco; es la danza forklorica de Amalia Hernández, la música de Ramón Noble, el huapango de Pablo Moncayo y la imagen de Frida Khalo. La revolución es la arquitectura de Ciudad Universitaria, del Centro Medico, y la Unidad Habitacional Tlatelolco. La revolución es la promesa de democracia y justicia social, la edificación de un régimen a quien el premio Nobel Mario Vargas Llosa calificaría de "dictadura perfecta";  la revolución hecha partido, la revolución hablada, la revolución transformada en ley, en un discurso político aclamada por diputados y senadores d un mismo partido, en una marcha popular con lideres obreros, campesinos y populares, con el repique de los cohetes y los juegos pirotecnicos, con la música del pueblo, tortillas, frijoles, chiles, tequila y pulque.

Quien gano la revolución. Mejor que cualquier trama novelera, los revolucionarios fueron traicionados por si mismos, en un ambiente de mentira, impunidad, incredulidad. Ricardo Flores Magón muere en una cárcel los Estados Unidos olvidado, Francisco I. Madero es asesinado por Victoriano Huerta, pero este, no paga por su crimen, huye del país, como también en su momento lo hizo Porfirio Diaz, con toda familia, riqueza y escoltas, en el vapor del Ipiranga. Muere Emiliano Zapata supuestamente en una emboscada, aunque todos supieron que fue a traición. Como también lo hizo Venustiano Carranza con un suicidio de tres balas, en una emboscada en Tlaxcalontongo, luego de que huyera de la ciudad en una "huelga militar" de generales ocurrida al amparo del Plan de Agua Prieta en 1920 y con la creación de una comisión de diputados que investigaría su crimen. Muere Francisco Villa, en Parral Chihuahua, tras un problema "personal" aunque la opinión publica dijera otra cosa. Muere Alvaro Obregón, en manos de un fanático católico. 





La paradoja es de lo mas surrealista. Los héroes de la Revolución descansan en el mausoleo que nunca conceptualizo Porfirio Diaz. En cada pata del Monumento a la Revolución, obra publica inconclusa como las que hasta la fecha continuan, descansan eternamente Francisco I. Madero, Pancho Villa, Emiliano Zapata, Venustiano Carranza, Plutarco Elias Calles y Lázaro Cárdenas.  


Sin embargo, el personaje que "ganó" la revolución, Alvaro Obregón, el que logro derrotar militarmente a Francisco Villa y politicamente a Venustiano Carranza, quien en vida fuera vanagloriado al grado de ser ungido Presidente de la República por la vía de la reelección y misteriosamente asesinado, le logran edificar a éste  su propio mausoleo, en San Ángel y desde luego, sin haber sido momificado como a su contemporaneo Vladimir Ilich Ulianov Lenin, su brazo que le fue emputado, fue expuesto a la mirada del publico, en un colosal monumento, que no tendría otro revolucionario en el mundo, por tan sólo uno sólo de sus brazos. 




 

















Sin duda alguna. el culto a la personalidad de Obregón, fue más grande, que el tuvo Lenin. 

Que país somos después de cien años. ¡Claro que somos un país diferente¡. Al igual que hace cien años, las tasas de analfabetismo son preocupantes. Hace cien años mas del 80% no sabían leer y escribir y ahora, quizás con un porcentaje igual, no sabe ni como prender o apagar una computadora. Hace cien años, la población era predominantemente rural, ahora es urbana. Hace cien años, el país estaba comunicado con ferrocarriles y telégrafos y hoy también, existe una extensa de redes de autopistas y redes ferroviales así lo demuestran. Pero aún no se tiene la red de fibra óptica, en el país persisten los "tendederos" de cables y mas cables.  Hace cien años los índices de mortalidad eran alarmantes y hoy, el promedio de nivel de vida supera a los 75 años de edad. Hace cien años, se inicio una guerra civil donde las cifras dieron a conocer que en el periodo de diez años, de 1910 a 1920 la población bajo de catorce a trece millones de habitantes. ¡De ahí el mito del millón de muertos¡. Pero mas sorprendente es pensar, que el periodo de 1995 a 2005 se registro un  país un crecimiento poblacional menor a doce millones de habitantes de lo que se esperaban. ¿Porque?. Quizás porque se redujo la fecundidad o porque cientos de miles de hombres y mujeres, mueren en fenemicidios, en guerras de carteles o porque cruzaron la frontera del país, en busca de mejores oportunidades.

La violencia sigue igual que hace cien años. Los pistoleros y sicarios de Francisco Villa siguen todavía. El terror, la sangre, la fiesta, continua. La revolución sigue...pero ya no con esa promesa, que forjo el país en sus años dorados del "milagro mexicano", de aquel bello sueño nacionalista y progresista, que termino sepultado con la cerrazón y la impunidad, en la plaza de las Tres Culturas.

La revolución sigue, cuando la conmemoramos y escuchamos los corridos de la revolución, tan parecidos, como los que se componen para algunos de nuestros honrosos y poderosos traficantes de drogas, que ya no andan en caballo, sino en ostentosas camionetas, adquiriendo cada vez más el matiz de insurgencia revolucionaria, dicho en palabras de funcionarios estadounidenses. La revolución sigue, con gobiernos ineficientes, corruptos e impunes. Con promesas incumplidas. Con pobres y mas pobres y con todo aquello que todos sabemos ... y nos hemos cansado de escuchar y repetir.

Es momento de dar fin a la revolución., Recordar de esta su visión mágica y mística. E iniciar un nuevo proyecto de país. Donde pensemos, la forma en que celebraremos los mexicanos del 2110 nuestro tricentenario de la independencia, bicentenario de la revolución y este centenario que no podemos aun definir.

Quizás o mejor dicho, los mexicanos no tenemos la maquina del tiempo para evitar cometer los errores de lo que hemos sido victimas. El pasado pasó y ya tuvimos mucho tiempo para celebrarlo. Ya no hay que pensar en el pasado, sino en el futuro; es momento de sepultar a nuestros héroes como modelo de imitación a seguir, (personas rebeldes y mártires), para construir nuevos liderazgos que reproducir (personas estadistas y ganadoras). ¡Es hora de que este país gane y mire a su futuro y no a su pasado¡ ... de cambiar lo que si podemos cambiar...y eso sera obviamente, el juicio de valor que haremos dentro de cien años. 

Esperemos que sea un país, muy diferente de este que vivimos.  ¡Por lo menos, que siga existiendo¡.



lunes, 15 de noviembre de 2010

EL DIA QUE SE GANO Y SE PERDIO LA REVOLUCION

Asi es, hubo un dia en que se gano y se perdio la Revolución. Se gano, minutos antes de que se sacaran la fotografia antes expuesta, se perdió, después de que relució el flasch de la cámara y las personas ahí presentes, decidieron irse a Xochimilco a comer barbacoa, en vez de asumir la responsabilidad de gobernar al pais.

Que había pasado antes. Una insurrección popular. Algunos nostalgicos de la ideologioa priísta revolucionaria, llamarían "la primera revolución social" del siglo XX; otros en cambio, menos demagogos y mas poeticos, le llamarían la gran fiesta popular, como la  refiere Octavio Paz en su ensayo "El Laberinto de la Soledad", "la fiesta de las balas ...las fiestas populares ...un exceso y un gasto ...un estallido de alegria y desamparo, un grito de orfandad y de jubilo, un suicidio y de vida, todo mezclado ...una portentosa fiesta en la que el mexicano, borracho de si mismo, conoce al fin, en abrazo mortal, al otro mexicano".

A las seis de la tarde del 20 de noviembre de 1910 fue la hora y fecha que el ex candidato a la presidencia Francisco I Madero había convocado para que el pueblo de México para tomar las armas y arrojar del poder a las autoridades (porfiristas) que gobernaban el país. Así lo estableció el Plan de San Luis, una nación gobernada por una tiranía que ofrecía una paz vergonzosa, que enriquecía a un pequeño grupo (oligárquico) que abusaba de su influencia política y explotaba sin escrúpulos las concesiones y contratos lucrativos.  Un país, donde el Poder Legislativo y Judicial se encontraban superditados al Ejecutivo, sin división de poderes, ni soberanía de los Estados, ni tampoco libertad en los ayuntamientos, al igual que los derechos para los ciudadanos, los cuales únicamente existían escritos en la Carta Magna; y por ello, ante un estado fallido en el cual los jueces legalizaban los despojos de los fuertes, donde los miembros del congreso y los gobernadores eran elegidos por el presidente, era necesario desconocer el ultimo fraude electoral y acudir al movimiento armado. Por eso el Plan de San LLuis declaro nulas las elecciones de los poderes de la unión, desconoció al gobierno de Porfirio Diaz, estableció el principio de la "No Reelección" y prometió que al triunfo de la revolución se crearían las comisiones de investigación para dictaminar acerca de las responsabilidades en que pudieron haber incurrido los funcionarios de la federación, de los estados y municipios; lo mas importante, fue establecer que al triunfo de la revolución, se ordenaría la restitución e indemnización de aquellas tierras que fueron despojados de una manera tan arbitraria e inmoral a sus pequeños propietarios.

Esa fue la revolución de Madero, establecer nuevamente los cauces democráticos que la Constitución de 1857 establecía. Una República liberal y democrática, pero también justa. La república que definió el Programa del Partido Liberal en su programa y manifiesto dado a conocer en 1906, un país laico separado de la Iglesia católica, donde hubiera libertad de expresión y enseñanza laica y obligatoria a todos los niños menores de catorce años, donde los trabajadores tuvieran garantizado un salario mínimo y una jornada laboral de ocho horas, donde se dotaran tierras a los campesinos, donde se protegiera a la raza indígena.

Esa revolución "triunfo" y también "perdió", el día en que renuncio a sus treinta y cuatro años en el poder, el Presidente de la República, el general Porfirio Diaz. Luego de que el territorio cayera en un caos, sobre todo el estado de Chihuahua y de que la fronteriza ciudad Juarez estuviera en control de los rebeldes, aunado a la amenaza de los Estados Unidos de América de intervenir en el conflicto y del trafico sospechoso de armas al territorio nacional, fue por eso que el gran héroe de la patria, decidió renunciar y embarcarse al exilio, donde hasta la fecha y por extrañeza de este país surrealista, sigué siendo quizás, el único exiliado posmortem en todo el mundo, pues sus restos se encuentran en París descansando eternamente.

No hubo tal comisión de investigación a servidores publicos, ni tampoco restitución de tierras; el líder de la revuelta pacto con el gobierno tiránico y corrupto, se reconoció la presidencia provisional de Francisco León de la Barra y posteriormente, en las siguientes elecciones presidenciales, esta vez si gano Madero. El país estallo en jubilo por esa efervescencia democrática, la primera elección limpia y democrática de este país; pero al mismo tiempo, la sombra de la traición a la promesa estaba presente, sin tierras, ni responsables; por eso Emiliano Zapata convoca al Plan de Ayala y exigió el reparto agrario; la lucha de exterminio contra los rebeldes continuaba y el gobierno democrático y de "transición" de Madero, no fue lo que muchos de sus compañeros de armas y de ideas esperaban.

Y entonces sucedió lo que tenía suceder. El presidente Madero, fue derrocado en un golpe de Estado y traicionado, por quien debería de haberlo defendido de aquella intentona golpista. Victoriano Huerta, el burócrata militar porfirista, tuvo la oportunidad de darle al país, sus años de estabilidad y orden que tanto había tenido con el general Diaz y mando asesinar al chaparrito de don Francisco I madero, convirtiéndole en un martir, en alguien que pudo haber sido "el mejor presidente la Republica".  Victoriano Huerta desconoció y rompió al orden constitucional, de forma tan inmoral y sanguinaria, que por eso le llamarían el "chacal" y en forma despectiva, le llamarían también "usurpador"; y los hombres de la política de aquellos años, fueron congruentes, renunciaron a vivir del presupuesto publico y fueron acordes y congruentes con sus palabras. Se lanzaron a la lucha armada para establecer el orden constitucional, claro ejemplo de ello fue el Gobernador de Coahuila don Venustiano Carranza.

Esa fue la revolución. mística, surrealista, contradictoria, sin programa ni principios. No fue una revolución socialista, fue "social"; no fue tampoco una guerra civil, fue una "guerra popular", la simple "bola"; los hombres y mujeres mas humildes de este país, fueron los que se lanzaron en armas para pelear, sin saber porque, pero pelear, para que este país, cambiaran las cosas, aunque no supieran, ni como ni en que debían de cambiar. 

Y ahí tenemos la figura de Francisco Villa, hombre justo y popular. El peor traficante de armas de la época, un bandido que cambiaría de nombre, de tal forma, que cuando estalla el caos, su nombre de aquel entonces era Francisco Villa, un hombre misterioso que durante la época porfirista, nada se sabe, mas que su pasado criminal, pero ya en la época turbulenta, logra tener un ejercito de mas de doce mil infantes, entre hombres y mujeres, logra controlar las redes ferroviales, ser gobernador de Chihuahua y hasta actor del cine americano, en su faceta de administrador, implementa su propia política economica al emitir su propio dinero circulante y sus leyes justicieras de terror, la mas celebre de ellas, "primero fusila, luego averigua"; Pancho Villa y sus dorados de la División del Norte, amado, respetado y recordado, Villa es por excelencia, el reflejo de que la revolución mexicana, un hombre líder pero no educado, con buenas intenciones, pero sin sustento metodológico para hacer las cosas de forma eficiente y correcta, bragado, valiente, muy macho, "hombre de ley", a quien no había que fallarle.

Villa derrota al ejercito federal del gobierno porfirista y huertista; lo hace, pasando por alto las instrucciones de quien para ese entonces, se autodenominaba "El Primer Jefe", don Venustiano Carranza; Villa ocupa Torreon y después Zacatecas, donde aniquila al ejercito del gobierno tiránico; así la revolución triunfaba, pues ya sin Porfirio Diaz, sin Victoriano Huerta, unicamente quedaban al mando, los hombres de la revuelta, Francisco Villa quien tiene la fuerza de sus hombres y Venustiano Carranza, quien tiene la "cultura y diplomacia", la "imagen de hombre serio", lo que mas se le pudiera parecer al viejo orden conservador que trataba de aniquilarse; y por supuesto, allá en Morelos, un personaje "neutral", que continuaba en forma aislada su lucha armada y revolucionaria, don Emiliano Zapata.

En 1914, la Ciudad de México es abandonada por los porfiristas, los viejos funcionarios del "viejo orden", emprendieron a Europa o a los Estados Unidos, su viaje al exilio; nadie los detuvo al tiempo, huyeron de la forma mas impune, otros en cambio, lograron "cambiar de bandera" y sumarse a la revolución; así ocurrió en aquellos años, no se constituyeron tribunales para juzgar las fechorias de los porfiristas y huertistas, sino por el contrario, la fiesta seguía entre cohetes y corridos de la cucaracha, la valentina, la rielera o la adelita; la revolución mexicana adquiría forma, esta vez en el discurso hablado y demagógico de prometer y seguir prometiendo, de calificar con la palabra "social", todo sustantivo del diccionario político y jurídico que se dijera sin comprender ni razonar, mucho menos, sin discutir, decir, por ejemplo "justicia social" en vez de justicia, "Estado social o democracia social", en vez de estado y democracia.

Alvaro Obregón, un ilustre empresario, presidente municipal de un desconocido ayuntamiento de Sonora, hombre simpático y carismático, tiene las cualidades que ni Villa ni Carranza ofrecen, tiene el "arrastre popular" que tiene Villa y la "seriedad y diplomacia" que tiene Carranza. En pocas palabras, Obregón, es la síntesis de Villa y de Carranza. El es por lo tanto, el caudillo que gana la revolución. El que apoyan los obreros de la Ciudad de México, organizados en la Casa del Obrero Mundial, el que apoyarian años después los campesinos y también por supuesto, el que se adhiere la pequeña burguesía porfirista que aun no había logrado exiliarse del país.

Los revolucionarios triunfantes se reunirían en Aguascalientes, donde se llevaría la celebre Convención que lograría darle proyecto a la revolución triunfante, pero nada de eso paso, acudieron muchos, pero no el líder político principal de las barbas de chivo, de proyección internacional que era donVenustiano Carranza; acudieron los sombreduros, huarachudos de los zapatistas, pero en calidad de "delegación neutral", acudieron los villistas y hasta los obregonistas, para no "quedar mal"; otros aclamaron efervecentes discursos que nada entendían y hubo otros, que fueron capaces de llorar ante el lábaro patrio pero sin ofrecer nada en concreto, palabras y mas palabras, nada de hechos, así la revolución se fue perdiendo gradualmente.

La Ciudad de México sería ocupada por las fuerzas revolucionarias. Pues en ella se dirigían nada menos y nada mas, que el revolucionario mas famoso de todos los lideres de aquel relajo, Francisco Villa; y por el otro bando, aquel terrible líder sanguinario, que la prensa porfirista calificaba del "Atila del Sur", don Emiliano Zapata, ambos hombres frente a frente, reunidos en Palacio Nacional.

Ese día la revolución triunfó. cuando los hombres y mujeres mas humildes del país, se lograron apoderar del centro del país, de la capital de la república, del Palacio Nacional, donde por mas de treinta años gobernó el hombre tiránico y corrupto, que había traicionado a la Reforma Liberal de Juarez y a la constitución de 1857.

Eufemio Zapata cuando llego a la sede del Poder Ejecutivo, tenia todas las intenciones de quemar la silla presidencial, en cambio, Francisco Villa cundo la vió en el palacio Nacional, optó por sentarse en ella, ahí con toda esa comitiva, se sacaron la historica fotografia que resume el triunfo y posteriormente, la derrota de la revolución. Pues los hombres de la revolución, no sabían que hacer. Ni en lo militar, ni en lo político, ni en lo institucional. Se fueron a celebrar la gran hazaña de ocupar la ciudad de México, inclusive de irse a desayunar en el Sambors de la calle de Plateros, de ver los canales de Xochimilco y comerse una rica barbacoa, al son de unas tortillas calientitas y una salsa verde bien picosa.

Esa es la historia de la revolución que se perdió. - " General, este es el momento para contratar a un ingeniero agrónomo para que mida la superficie de las tierras en poder de los hacendados, creo que no tenemos ingenieros en este país, pero los podemos contratar en Francia o en Estados Unidos, podemos pedirles que hagan un estudio cartográfico y nos dividan el país en hectáreas y estar así en posibilidad de llevar lo mas pronto posible el reparto agrario, quizás tardemos dos o tres años, pero todos los campesinos tendrán su tierra" ..."general, podemos nombrar una comisión de funcionarios con los mejores abogados de este país, para investigar las fechorias y actos de corrupción de los funcionarios porfiristas",..."general debemos girar cartas diplomaticas y telegramas a todos los gobernantes del mundo y anunciar que en México hay un nuevo gobierno" ..."general podemos pedir crédito prestado y alentar la producción agrícola y ganadera, de todas aquellas tierras que fueron abandonadas por la revuelta" ..."general, general ... tenemos que construir a este país y dotar a los niños de escuelas" ...."general es el momento para investigar las compañias petroleras y pedirles paguen impuestos, estudiar a que lideres revolucionarios, porfiristas o caciques son sobornados para permitir la extracción de ese chapotote negro, por el que tanto se pelean los gringos y las naciones europeas"...."General, general ...". "No nos interrumpan con esos temas, no nos salgan con catrinadas, que los fusilamos ... aquí nuestros vuevos mandan y no vamos a permitir que gentuza como ustedes, nos digan que hacer con este país, si desde lejos se les ve lo catrines y perfumados, ni curtidos están, que van a saber del trabajo y de los rayos del sol que queman el cuerpo, cuando se ara el terreno de la siembra"..."Catrines de mierda, tanto dinero, venga para acá esa plata que al revolución me hace justicia"..."No me mire feo cabrón que lo fusilo"..."Perdone mi general"..."Usted disculpe"... ¡Viva la revolución¡....¡Viva México cabrones¡.

la revolución se perdió en diciembre de 1914, pues había muy buenas viejas en la Ciudad de México, había buenas pulquerias, mucha comida, dinero ... así que, al diablo la reconstrucción del país, la reforma agraria y la justicia social del que tanto hablan los profesores, pero que nada entendemos, yo sólo sé que quiero mis tierritas y si no me las dan, pues dígame general, contra quien seguimos...

- Contra nuestra ignorancia, pero esa no tiene armas, no esta fuera de nosotros, esta dentro de nuestra almas ... .

Después del flasch de la cámara, los villistas y zapatistas decidieron a echarse un rico taco de barbacoa ... a celebrar nuestra gran fiesta nacional, sangrienta, relajienta, mística; ya vendrán otros tiempos ... mañana habrá reparto agrario y todas esas cosas que decía Ricardo Flores Magón pero que  no entendemos, porque seguramente a de ser otro catrin, que se ha de estar ganando lo que nos robo, allá en París ...

- Y por cierto...París, esta mas abajo que Cuernavaca, o esta en Merida.

- No lo se mi general...pero aquí en este hotelito, hay una recamarera como las que a usted le gustan...

- Pues pa pronto es tarde ... vamos a ver esa potrilla ...

- Si mi general, lo que usted ordene...a fin y a cabo...que ... 

¡VIVA LA REVOLUCION¡. 


 

domingo, 14 de noviembre de 2010

NUEVAS REFLEXIONES AL SOCIODRAMA PARA APRENDER DERECHO NOTARIAL



ALUMNOS CELEBRANDO UNA COMPRAVENTA DE UNAS BANCAS



Este sociodrama esta por terminar ... y quizás a estas alturas, reciba muchas criticas que por obvias razones muchos no se atrevan a formular de manera expresamente, seguramente cuando tenga conocimiento de ellas, mis alumnos de ahora ya no serán mis alumnos, y entonces, ya no tendré oportunidad para replicarles y decirles lo que a continuación voy a decir.

He visto lo siguiente.

Dos grupos totalmente diferentes, en una constante lucha por ejercer las leyes del "agandalle", en el que acusan al maestro de "parcial", de favorecer o proteger al otro grupo.

El grupo de Justo Sierra o mejor dicho los lotes, (bancas), fueron adquiridas, no por el grupo de José Vasconcelos, sino por la sociedad "Nosotros los Ricos", quienes se constituyeron en una sociedad civil, con el objeto de protegerse y ayudarse mutuamente; en dicha sociedad, existen alumnos de los dos estados, por lo tanto, no creo que sea una lucha de un grupo contra otro grupo, es simplemente la lucha de una persona moral, contra una minoría desorganizada, desarticulada, desinformada, por momentos ingenua y distraida,  tal grado, que el pez gordo, se comió al pez chico, o al menos, eso parece ser.

¡Claro¡ que siempre critique que el otro grupo se organizara en un sólo frente y también critique, el que quisiera comprar mas de lo que necesitaban y eso, me valió criticas, de querer solapar o proteger, a un grupo de alumnos que a decir de sus propios compañeros, no habían hecho méritos para participar y por ello, tenían que responsabilizarse de sus actos, por eso, tenían poco dinero y sus bancas, eran mas baratas, porque estaban igual de devaluados que el grupo.

Y también es cierto, cuando he tratado de intervenir a favor de la Sociedad "Nosotros los Ricos", inmediatamente salen las voces disidentes a criticarme, por mi "notoria parcialidad" . ¡Finalmente, por momentos quedo como el "contreras" de ambos grupos ...ahora dice, que niego asesorías o tomo partido a favor o en contra de alguna causa.

Pero veamos entonces ... ¡Que esta sucediendo en realidad¡.

Un hecho es notorio e incuestionable. Las bancas del grupo de Justo Sierra fueron adquiridas y entonces, dejaron al profesor sin su salón de clases. Cuando uno de los alumnos, tiene la iniciativa de interponer un amparo, se equivocan en el acto reclamado, como fallar un penalty en el fútbol, y en vez de señalar a este como el "inminente desalojo del salón prejuzgando la validez de un acto jurídico aún no resuelto", el abogado erra en el concepto y cuestiona, "la indebida adquisición o traslado de dominio", era lógico que tenía que perder y sucedió lo que debió haber sucedido, el Juez supo resolver el conflicto atinadamente.

Pero lo peor ocurrió en el otro grupo; cuando el profesor destituye a un funcionario por sus constantes faltas y por sus dudas a la "malversación de los recursos", luego de que el Estado, por conducto de su abogada, formula su pliego de acusaciones y el servidor publico por conducto de su abogado defensor, niega los hechos, el juez de dicho estado, para sorpresa de todos, se declara ¡incompetente¡ ... no sé si haya dicho incompetente, por no entender la litis de la controversia o incompetente, porque no tenia facultades para resolver sobre el fondo; sea lo que haya sido, este servidor público se salió con la suya ...(¡Luego no nos quejemos de la impunidad en este país¡).

Deseo que este sociodrama tenga un final feliz. Es decir, un final, donde se premie al esfuerzo, a la participación, a la critica, a la libre manifestación de las ideas y al derecho de objeción; deseo que este sociodrama, logre potencializar las cualidades de los alumnos, sus facultades de liderazgo, solidaridad, trabajo en equipo, participación, instinto de sobrevivencia, pero lo mas importante, de lucha.

Nadie debe sentirse derrotado, porque este mundo, es únicamente de los que ganan, de los audaces, de los que dan y no reciben; de los valientes y no de los cobardes, de los acertivos y no pesimistas, de los críticos y no criticones, de los liberales y no conservadores, de los rebeldes y no de esa mayoría silenciosa, que observa desde su "status quo", como actúan los emprendedores.

Espero sinceramente aprovechen la gran lección que deja esta asignatura. Algunas pensaran que el maestro se la "paso jugando" y efectivamente, tienen razón; la vida es un juego y por momentos no hay que tomarla demasiado en serio. Otros quizás me critiquen, que no di apuntes ...lo cual es cierto, en la sociedad de información, estamos saturados de conocimiento, ya no interesa la acumulación de datos por el simple hecho de acumularlos, sino que ahora lo prioritario, es tener la capacidad sintetizadora de organizar y exponer toda esa información dispersa, pero lo mas importante, de poderla aplicar en la solución de los problemas.

Las nuevas inteligencias deben desarrollarse en este país que tanto necesita de talentos para poderlo transformar y sacarlo de su miseria intelectual. Ya no es importante que el alumno memorice la ley y las definiciones del conceptualismo jurídico; eso ya paso de moda. ¡Eso servia en el siglo XX¡. ¿Quien no quiera entender que el mundo se transforma y que estamos obligados a sumarnos a dicha transformación, corremos el riesgo de que la revolución nos coma ...nos mate ...nos extinga.

La enseñanza del derecho debe ser de esa forma, al menos estoy convencido de ello, el alumno debe tener capacidad para solucionar y experimentar problemas ...y no, aprenderse definiciones, hacer acordeones y memorizar una ley, que quizás, nunca en su vida aplique o vuelva abrir esa ley.

El nuevo derecho exige que su enseñanza sea para solucionar problemas y generar en los alumnos esa conciencia social y ese espíritu combativo de concebir lo que realmente es el derecho, esa lucha reglamentada en un régimen de paz, con normas y reglas de juego claras y equitativas.

La enseñanza del derecho debe ser para que el alumno aprenda a ser critico, acertivo, objetivo; espero que desaparezcan de la faz de nuestra facultad, aquellos estudiantes anonimos, memoristas, copiones, que con un "trabajo", aspiran a obtener su calificación.

La Universidad y el país requiere de gente que "dé" y no de gente que "reciba"; de hombres y mujeres con convicciones firmes que sepan pelear y defender lo que consideran justo y que ayuden a este país a sacarlo de su miseria política e intelectual; se requieren de abogados, que sean parte de la solución y no del problema.

Ese es el objetivo del sociodrama...desenmascarar el rol que jugara cada uno de sus participantes en la vida real. Descubrir en el aula, quienes fueron los "grilleros", los "abogados", los "gandallas", los lideres", los "espías", los "esquiroles", los "banqueros", los "notarios", los "paparazzis"; y obviamente, los tontos, que no supieron entender las reglas de este juego y que obviamente, menos entenderán, las reglas del juego real que es vivir.

Deseo que todos tengan las ganas de pasar esta asignatura, de una manera diferente a la forma tradicional de acreditar otras materias; pues en lo personal odio los examenes, (siempre sacaba 7 u 8 en ellos),  ... por eso implanté esta forma entretenida de enseñar y de seguir aprendiendo aquello que mis alumnos me enseñan todos los días..

¡Suerte para todos¡ ...¡Luchen por sus derechos¡...¡Que nos vemos en Derecho Ecológico¡...